El presidente de Francia, Emmanuel Macron. / reuters

Macron: «A este acto de guerra, responderemos con determinación y unidad»

El presidente francés reunió este jueves al Consejo de Defensa y Seguridad Nacional para analizar la situación en Ucrania

BEATRIZ JUEZ París

«A ese acto de guerra, responderemos sin debilidad con sangre fría, determinación y unidad», advirtió el presidente francés Emmanuel Macron a su homólogo ruso Vladímir Putin, después de que éste ordenara esta madrugada «un ataque militar masivo» contra Ucrania.

Macron consideró que se trata de «una decisión deliberada, que contraviene todos los compromisos adquiridos por las autoridades rusas» y que supone «una violación de la carta de Naciones Unidas y de los principios fundadores del orden internacional y europeo»

El jefe de Estado galo reiteró, en un breve discurso televisado a la nación, el apoyo de Francia a Ucrania y saludó «la valentía y la determinación» del presidente Volodímir Zelensky y de las autoridades y del pueblo ucraniano.

«Al romper su palabra, al rechazar la vía diplomática, al elegir la guerra, el presidente Putin no solamente ha atacado Ucrania, ha decidido pisotear la soberanía de Ucrania», añadió Macron, quien consideró que se trata del ataque «más grave a la paz y a la estabilidad de nuestra Europa en décadas».

Macron explicó a sus compatriotas que tras la agresión de Rusia a Ucrania la comunidad internacional tomará decisiones en «las próximas horas» en las reuniones de los países del G7, del Consejo Europeo y de la OTAN. Y anunció que pedirán a Rusia que «rinda cuentas» en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El presidente francés dijo que las sanciones contra Rusia serán «a la altura de la agresión de la que es culpable». «Sobre el plano militar y económico, así como en el dominio energético seremos firmes», añadió el mandatario galo, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea.

Macron dijo que el ataque de Rusia a Ucrania supone «un punto inflexión en la Historia de Europa y de nuestro país» y que tendrá «consecuencias duraderas, profundas en nuestras vidas» y en la geopolítica del continente europeo. El presidente francés terminó su breve discurso haciendo un llamamiento a la unidad «en torno a nuestros principios de libertad, soberanía y democracia».