Johnson pierde la mayoría en el Parlamento británico

03/09/2019

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, perdió este martes la mayoría en la Cámara de los Comunes al pasarse un diputado tory al Partido Liberal Demócrata. El Parlamento debate este martes una moción para suspender los planes de Johnson, que puede desencadenar la convocatoria de elecciones anticipadas. Siga el debate aquí.

Philip Lee, diputado desde 2010, anunció en un comunicado el cambio de formación al estar en desacuerdo con la postura del Gobierno, que está «buscando de forma agresiva un brexit dañino», afirmó.

Johnson contaba hasta ahora con una mayoría escasa de un solo diputado, sumando a sus socios del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP).

El anuncio de Lee se ha producido al reabrir el Parlamento sus puertas tras el receso veraniego, antes de que los diputados traten de tomar el control de la agenda esta noche para impulsar una ley que bloquee la posibilidad de un brexit sin acuerdo.

Diputados conservadores rebeldes y de la oposición han solicitado al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que acepte este martes la celebración de un debate extraordinario y dé luz verde a una votación al término de la sesión, un mecanismo inusual cuando no se trata de una iniciativa del Gobierno.

Si Bercow admite la propuesta, como se espera, la votación será esta noche (alrededor de las 21.00, hora de Canarias) una moción con la que los diputados tendrían vía libre para comenzar a tramitar la legislación contra un brexit duro.

El miércoles comenzaría a evaluarse en los Comunes, por un procedimiento de urgencia, una ley que forzaría al Gobierno a pedir una prórroga del brexit a Bruselas (previsto para el 31 de octubre) si no ha logrado formalizar un nuevo acuerdo el 19 de octubre.

El Ejecutivo ha amenazado con expulsar del grupo parlamentario a los tories que se rebelen contra la disciplina de partido, si bien se prevé que cerca de 14 conservadores voten igualmente junto con la oposición.

Johnson pierde la mayoría en el Parlamento británico

El exministro de Economía Philip Hammond (en la imagen), uno de los impulsores de la rebelión contra Johnson, confirmó esta mañana que votará contra el Gobierno.

Fuentes de Downing Street, despacho oficial de Johnson, han filtrado a la prensa que el primer ministro está dispuesto a intentar convocar unas elecciones anticipadas el 14 de octubre si los diputados vetan la posibilidad de un brexit duro.

Para celebrar unos comicios, sin embargo, necesita la aprobación de dos tercios de la Cámara de los Comunes, por lo que requiere el beneplácito de buena parte de la oposición.

En una intervención para explicar ante los diputados las conclusiones de la última reunión del G7, en Biarritz (Francia), Johnson aseguró que aprovechó la ocasión para "dejar claro ante el mundo que todos en este Gobierno" quieren "un acuerdo".

"Pero, la realidad es que esta cámara rechazó el actual acuerdo en tres ocasiones, y sencillamente no se puede resucitar ese pacto", argumentó el primer ministro, que recalcó la necesidad de renegociar los términos que firmó la anterior jefa de Gobierno, la también "tory" Theresa May.

Aunque no logre un nuevo pacto, el primer ministro asegura que está dispuesto a materializar el brexit en la fecha prevista hasta ahora, el 31 de octubre.

Permiso a Major

Por otra parte, el ex primer ministro británico conservador John Major obtuvo este martes el permiso del Tribunal Superior para sumarse a una demanda judicial que busca impedir la suspensión parlamentaria anunciada por Boris Johnson.

Dicho tribunal de Londres tiene previsto celebrar este jueves una audiencia para considerar la demanda presentada la pasada semana por la activista contraria al brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) Gina Miller, y a la que se han unido además el abogado escocés James Wolffe, el Gobierno de Gales y la portavoz laborista en temas jurídicos Shami Chakrabarti.

En un comunicado escrito, una portavoz judicial confirmó este martes que «el tribunal ha dado permiso a sir John Major para intervenir por escrito en la revisión judicial solicitada por Gina Miller contra el primer ministro (Boris Johnson)».

Evitar la suspensión del Parlamento

Major reveló la pasada semana que, en lugar de comenzar procedimientos legales separados, buscaría la autorización necesaria para sumarse a la batalla presentada por la activista Gina Miller, cuyo objetivo es revertir el cierre de las sesiones de los Comunes durante cinco semanas desde la próxima semana.

Según adelantó entonces el exlíder conservador, con su colaboración pretende "ayudar al tribunal desde la perspectiva de haber servido en el Gobierno como ministro (de Hacienda en el gobierno de Margaret Thatcher entre 1989-1990) y primer ministro (1990-1997) y también en el Parlamento durante muchos años como miembro de la Cámara de los Comunes".

La anunciada suspensión parlamentaria ha enfurecido a la oposición -y a conservadores contrarios al planteamiento de Johnson sobre el "brexit"- al reducir el margen de maniobra de los detractores de una salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE) para explorar vías legales con las que evitar ese escenario.

El Reino Unido abandonará previsiblemente el bloque comunitario el próximo 31 de octubre de manera abrupta -sin acuerdo- si ambas partes no alcanzan antes un punto de encuentro.