Don Juan Carlos y doña Sofía, junto a Carlos de Inglatera, en el funeral de Estado del rey Miguel I de Rumanía, en Bucarest, en abril de 2017. / EFE

Los eméritos acompañarán a los Reyes al funeral de Isabel II

Don Juan Carlos y reina doña Sofía comunican a la Zarzuela su intención de atender la invitación cursada por el Foreing Office

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

Don Juan Carlos y doña Sofía asistirán al funeral de Estado de la reina Isabel II. Según comunicaron este lunes los eméritos a la Casa Real, ambos tienen intención de atender la invitación cursada por el Foreing Office y viajar a Londres. Acompañarán a don Felipe y doña Letizia en las exequias, previstas el próximo lunes 19.

Una presencia, la del anterior monarca, que resulta incómoda para el Gobierno. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, aseguró el viernes que «no conviene especular» sobre la presencia del rey emérito, ya que sería el Gobierno quien decidiría junto con la Casa Real «la mejor representación» de España para acudir al funeral de Isabel II. Sin embargo, las invitaciones enviadas por el Palacio de Buckingham van dirigidas a los jefes de Estado y ex jefes de Estado y sus esposas, por lo que son personales y solo corresponde a Don Juan Carlos y Doña Sofía elegir si asistir o no.

La delegación española al funeral fue invitada este domingo a través de una nota verbal del Ministerio de Asuntos Exteriores británico. De igual modo que ocurrió con los jefes de Estado y ex jefes de Estado y sus esposas o esposos de Bélgica, Dinamarca y Países Bajos, así como el Príncipe heredero de Dinamarca.

Cabe recordar que el anterior monarca tiene una causa pendiente con la justicia británica. A mediados de julio, el Tribunal de Apelaciones de Reino Unido decidió permitir a don Juan Carlos que recurra la decisión inicial de un juez de no reconocerle inmunidad alguna frente a la demanda presentada por su ex amiga íntima Corinna Larsen por acoso, lo que permitiría a este frenar las acciones civiles emprendidas por la empresaria. En estos momentos no hay ninguna medida en vigor que limite sus movimientos.

Lazos familiares

A ambas casas reales les unen lazos de sangre. Don Juan Carlos y doña Sofía son tataranietos de la reina Victoria de Inglaterra, como también lo eran Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo. El padre del nuevo rey Carlos III era, a su vez, tío segundo de la reina Sofía. El rey Jorge I de Grecia era su abuelo y el bisabuelo de la reina emérita. Al mismo tiempo, la abuela de Juan Carlos I, la reina Victoria Eugenia, era prima hermana de la madre del Duque de Edimburgo, Alicia de Battenberg.

Don Felipe mantenía una estrecha relación con Isabel II, a la que cariñosamente llamaba «tía Lilibet», como hacen el resto de miembros de la familia real británica y como quedó de manifiesto en el mensaje de condolencias que él y la reina Letizia enviaron a la soberana tras la muerte de su marido, el duque de Edimburgo, en 2021.

Al último funeral de Estado que acudieron don Juan Carlos y doña Sofía fue al velatorio del gran duque Juan de Luxemburgo, en 2019. En aquella ocasión, al emérito se le vio con muchos problemas de movilidad y tuvo que realizar todo el paseíllo sujeto del brazo de un edecán. Anteriormente ambos habían acudido al funeral del rey Miguel I de Rumanía en Bucarest, en 2017. En aquella ocasión el protocoló les sentó al lado del entonces Príncipe de Gales, hoy convertido ya en Carlos III de Inglaterra.

El funeral de la reina Isabel II tendrá lugar en la abadía de Westminster y será un hecho histórico, ya que no se ha celebrado un servicio fúnebre de un monarca en la Abadía desde el siglo XVIII, aunque el funeral de la madre de la reina se celebró allí en 2002.