Una imagen capta una llamarada en una nueva instalación de gas licuado cerca de la frontera con Finlandia. / REUTERS

Noruega cree que Putin quema el equivalente a diez millones de euros de gas por día

El montante sería «suficiente como para abastecer a 1,5 millones de hogares europeos», estima la compañía noruega Rystad Energy

DIANA MARTÍNEZ

Tras las restricciones a Moscú por invadir Ucrania y el consiguiente corte de gas ruso a Occidente, la búsqueda de suministro alternativo ha sido el principal objetivo de los grandes líderes políticos europeos para evitar una grave crisis energética, sobre todo de cara al invierno. Mientras, Rusia podría estar quemando un excedente de casi diez millones de euros de gas por día, según un estudio de la compañía noruega Rystad Energy.

Las imágenes de satélite tomadas captan una enorme llamarada en una nueva instalación de gas licuado cerca de la frontera con Finlandia, al noroeste de San Petersburgo. Una estampa que también han podido observar residentes de la zona. El estudia apunta que Moscú podría estar quemando de forma diaria un posible excedente de «4,3 millones de metros cúbicos de gas al día», lo que equivale a unos diez millones de euros. El montante total sería «suficiente como para abastecer a 1,5 millones de hogares europeos», estimó el vicepresidente de Rystad Energy para mercados de gas, Sindre Knutsson.

Sin embargo, los expertos no descartan que esta acción sea parte de los procedimientos de prueba en la planta de Portovaya. Aunque no se reafirman lo suficiente en esta hipótesis, ya que también aseguran que «la magnitud y duración de este período continuo de quema son bastante extremos» como para tratarse de simples ensayos.

Cero comunicación

«No podemos conocer la razón exacta de la quema porque no hemos tenido ninguna comunicación ni de Rusia ni de la operadora estatal Gazprom. Razones potenciales hay muchas, pero no sabemos cuál es la exacta», advirtió Knutsson.

Esta planta, cuya puesta en marcha está prevista para este año, se sitúa cerca de una estación compresora del 'Nord Stream 1'. Su suministro se cortó durante diez días el pasado mes de julio mientras se llevaba a cabo el mantenimiento anual del gasoducto. Aunque se ha reanudó, el flujo de gas solo funciona a una quinta parte de su capacidad.

Reactores húngaros

Por otra parte, Hungría anunció este viernes la construcción de dos reactores nucleares «en las próximas semanas». Una labor que llevará a cabo junto al grupo ruso Rosatom. Tras numerosos retrasos, el Gobierno dio la autorización ayer. «Se trata de un gran paso, de un hito», expresó el ministro húngaro de Relaciones Exteriores, Peter Szijjarto.

El ministro consideró que se puede prever de forma «realista» que los dos reactores entren en funcionamiento hacia fines de esta década. El proyecto muestra los lazos que el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, mantiene con Putin.