Anne Hidalgo, durante un acto celebrado en París este domingo. / AFP

Hidalgo arremete contra Mélenchon, favorito de la izquierda francesa

La candidata socialista a la Presidencia no consigue levantar los sondeos

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

Hundida en los sondeos, la candidata socialista Anne Hidalgo arremetió este domingo en un mitin en París contra el presidente Emmanuel Macron y contra el líder de extrema izquierda Jean-Luc Mélenchon, en un intento de presentarse ante el electorado francés como la única candidata capaz de llevar adelante un programa verdaderamente progresista para Francia. A una semana de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, la alcaldesa de París prometió, si es elegida presidenta de Francia, «una República social, europea, laica y ecologista».

Hidalgo invitó a los antiguos votantes del Partido Socialista a volver a sus orígenes y a votar por ella, al igual que a aquellos que están indecisos o a los que están tentados de votar a Macron o Mélenchon, como si no hubiera más alternativas.

La candidata socialista recordó que Macron es «de derechas», tal y como demuestra, según ella, las políticas que ha realizado en estos cinco años en el Palacio del Elíseo. «No están condenados a elegir entre la derecha y la extrema derecha», advirtió Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz), hija de inmigrantes españoles y nacionalizada francesa a los 14 años. La alcaldesa de París advirtió a aquellos que estén pensando en votar a Mélenchon que «midan bien las consecuencias de esta decisión»: un candidato pro Vladímir Putin; amigo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; y que quiere salir de la Unión Europea, recordó.

Macron, que parte como favorito en las encuestas, fue ministro del socialista François Hollande, antes de ganar las elecciones hace cinco años. Logró captar en 2017 buena parte del voto de izquierda y podría volver a hacerlo en estos comicios, ya que la otra alternativa sería votar a la extrema derecha en la segunda vuelta, según los sondeos.

Mélenchon, líder de La Francia Insumisa (el Podemos francés), es el candidato de la izquierda mejor situado en las encuestas para la primera vuelta. Va tercero en intención de voto y sube en los sondeos, aupado por el voto útil, pues los otros candidatos de izquierdas van fatal en las encuestas. Mélenchon sueña con dar la sorpresa y pasar a la segunda vuelta de las presidenciales.

Ideas que «nunca mueren»

Ante aquellos que vaticinan la muerte del Partido Socialista francés, Hidalgo lo tiene claro: «Las grandes ideas nunca mueren. Los grandes ideales son indestructibles». «Juntos podemos desmentir esos sondeos parciales y tendenciosos», dijo en el mitin Hidalgo, a la que las encuestas dan solo un 2% de intención de voto. «No es demasiado tarde. Desde hace diez meses, nos dicen que todo está decidido. Pues no. Nada está decidido hasta que el voto no tiene lugar», añadió la socialista. «Tenemos una semana para convencer», advirtió. «Voten según su corazón y la razón de sus convicciones», instó a los votantes.

Antes de entrar al mitin en la sala Cirque d'Hiver, Antoine, de 33 años, explicó a este periódico que votará en la primera vuelta por Anne Hidalgo porque «encarna la izquierda europea, republicana, social, ecologista y feminista», «una izquierda capaz de gobernar» y «con buenas propuestas». «No será un voto perdido», asegura este francés, que trabaja en un hospital. «Mélenchon es la izquierda radical, la extrema izquierda. Anne Hidalgo es la izquierda de gobierno, que es la que ha logrado avances en Francia y lo podrá seguir haciendo en el futuro», promete este votante socialista.

Jean Pierre Béquet, exdiputado y exalcalde socialista del departamento de Val d'Oise, considera que en la primera vuelta «lo mejor es votar según sus ideas. Mis ideas son socialistas por lo que yo voto socialista», añadió Béquet. Si tuviera que convencer a un indeciso que votara a Hidalgo, le diría que es «la que tiene un programa que corresponde mejor a un equilibrio social, ecológico y republicano».

Si hoy se celebrara la primera vuelta, Macron obtendría el 27% de los votos, seguido de la ultraderechista Marine Le Pen, con el 22% de intención de voto, y de Mélenchon, con el 15%. El candidato de extrema derecha, Éric Zemmour, obtendría el 10,5% de votos. La candidata de conservadora moderada, Valérie Pécresse, lograría el 9% de apoyos. El ecologista Yannick Jadot obtendría un 4,5%; el comunista Fabien Roussel, el 3,5%; e Hidalgo, un 2% de votos. Solo los dos candidatos más votados pasan a la segunda vuelta, que tendrá lugar el próximo 24 de abril.