Don Juan Carlos y doña Sofía./REUTERS

Don Juan Carlos y doña Sofía. / REUTERS

«La foto de los Reyes sentados junto a los eméritos nos ha sorprendido a todos»

Gerardo Correas, experto en protocolo, explica que se han obviado «cuestiones internas españolas» y les han colocado juntos «porque son familia»

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

La imagen de los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, sentados en el funeral de la reina Isabel II junto a los eméritos, Juan Carlos y Sofía, «ha sorprendido a todos», reconoce Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo de Madrid, que se encuentra en Londres para seguir desde allí la misa funeral y los actos de despedida de la monarca británica. «Esa ubicación, los cuatro juntos, nos ha asombrado. Y ha sido contra pronóstico, porque forman parte de diferentes grupos de invitados».

En este sentido, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que acompaña a los Reyes de España en su viaje a Londres, recordaba esta misma mañana que el rey emérito se encuentra allí «respondiendo a una invitación a título personal, mientras que la representación de España en Londres la ostenta el Rey Felipe VI con la Reina. Los papeles están claramente definidos», insistía.

Marina Fernández, secretaria general de la Organización Internacional de Ceremonial y Protocolo, explica que «por lógica protocolaria», los Reyes y los eméritos no deberían haber estado así colocados «porque los jefes de estado en activo, en este caso los Reyes Felipe VI y Letizia, forman parte de un colectivo y no deberían situarse junto a don Juan Carlos y doña Sofía, que tendrían que haber sido ubicados en otra zona».

La imagen de los eméritos y los reyes actuales sentados en el mismo banco ante el féretro de Isabel II. / AFP

Pero la foto que no pensábamos que íbamos a ver «y que estaba buscando todo el mundo, ahí está, y no pasa nada», valora Gerardo Correas. «A la hora de colocarles en la abadía no han tenido en cuenta cuestiones internas españolas y les han sentado juntos porque son familia. De algún modo, han hecho lo mismo con Beatriz, la emérita de Holanda, sentada junto a su hijo», explica a este periódico el especialista en cuestiones de protocolo. Coincide en las razones Marina Fernández: «El protocolo es flexible y en esta ocasión ha prevalecido más la parte familiar que la institucional. Por eso mismo, los duques de Sussex, Enrique y Meghan, estaban ocupando la posición que estaba ocupando, mientras que en la misa del Jubileo, cuando se primó lo institucional por encima de lo familiar, no tuvieron esa posición, al no ser miembros en activo de la familia real británica».

Respecto a la posición que han ocupado los Reyes de España y los eméritos durante la misa funeral, se les ha situado en segunda fila. «A la hora de ubicarles el orden depende de la antigüedad en el cargo», explica Gerardo Correas.