El M5S dispuesto a pactar con la ultraderecha de la Liga Norte

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que fue la fuerza política más votada en los comicios del 4 de marzo en Italia, ha propuesto formar un Ejecutivo junto con el Partido Demócrata (PD), que ha gobernado la última legislatura, o con la ultraderechista Liga Norte (LN), de Matteo Salvini. Sin embargo ha excluido negociar con Forza Italia (FI), liderado por Silvio Berlusconi y que actualmente es socio coaligado con la Liga Norte.

EFE / ROMA

Las alternativas para negociar el Gobierno italiano las expuso el martes por la noche el candidato del M5S a primer ministro, Luigi Di Maio, en un programa de televisión.

Di Maio anuncia un contrato para firmar un Ejecutivo o con el PD o con la LN y esta será la postura que llevará ante el jefe de Estado, Sergio Mattarella, que desde este miércoles comineza la ronda de consultas que ha convocado para determinar si puede encargar formar un Gobierno que tenga después la confianza del Parlamento.

Di Maio, que lidera un movimiento que en los últimos tiempos ha optado por la moderación, plantea así una posibilidad complicada porque deja fuera a FI, socio incondicional hasta el momento en la coalición conservadora con la LN.

FI ha reaccionado de inmediato criticando al joven candidato: "Di Maio muestra muy poca cultura institucional porque (el líder de FI, Silvio) Berlusconi no necesita legitimidad después de haber sido votado por millones y millones de ciudadanos en los últimos años", ha declarado la portavoz de FI en la Cámara de los Diputados, Maria Stella Gelmini.

"Nosotros no estamos disponibles a formar un gobierno con quienes no comprenden el papel que los electores les han dado", agregó.

Pero no solo el panorama se plantea complicado por el lado de la alianza conservadora, sino que la otra alternativa que ha planteado Di Maio es tender una mano al PD, que reitera desde hace semanas que su puesto en la próxima legislatura será la oposición.

"El PD, coherentemente con las decisiones asumidas en su dirección, dirá al presidente Mattarella que no estamos disponibles para ningún gobierno con Di Maio o Salvini como primer ministro. La propuesta del M5S es obviamente inadmisible", ha subrayado el portavoz del PD en el Senado, Andrea Marcucci.

Las consultas durarán dos días y comenzaron este miércoles, cuando Mattarella reciba a la presidenta del Senado, Elisabetta Casellati, y una hora más tarde al de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico.

Después Mattarella se reunirá con su predecesor, Giorgio Napolitano, y con los primeros grupos parlamentarios, entre ellos Hermanos de Italia, y el jueves, será el turno del PD, FI, la LN y el M5S.

De esta manera, la coalición de derechas, formada por FI, LN y Hermanos de Italia, no subirá al Palazzo del Quirinale, sede de la jefatura del Estado, en bloque sino que los grupos comparecerán ante Mattarella por separado.

Esta primera ronda de consultas se celebrará en un clima complejo y sin que las distintas formaciones hayan alcanzado acuerdos por ahora.

Los comicios de marzo no dieron los apoyos suficientes a ninguno de los partidos y por tanto todos necesitan sumar otras simpatías si quieren gobernar.

La alianza conservadora ganó las generales con el 37% de los votos y el M5S fue la fuerza más votada con el 32,7 % de las papeletas.

Ambos bloques reivindican su derecho a gobernar, el M5S porque asegura que de forma individual su movimiento fue el primero y la coalición de derechas porque aduce que ellos, agrupados, fueron los vencedores.

Reparto en las cámaras

Los dos acaban de repartirse las presidencias del Parlamento, pero uno de los mayores escollos a los que se enfrentan ahora, si quisieran gobernar juntos, es decidir quién será el primer ministro.

"Nosotros queremos ir al gobierno con Luigi di Maio como primer ministro y un programa claro que poner en marcha", ha dicho el miembro del M5S Danilo Toninelli, reiterando así lo que el M5S afirma desde el día después de las elecciones, que solo apoyará un Gobierno liderado por Di Maio.

Por su parte, la alianza conservadora opina que el primer ministro debe ser elegido por ellos y concretamente Berlusconi ha dejado claro recientemente que el primer ministro debería ser Salvini, líder de la LN, que dentro de esta coalición fue el partido más votado.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, miembro de FI, declara en una entrevista que publica el diario La Repubblica que su partido propondrá ante Mattarella "a Salvini para primer ministro".

El jefe del Estado sondea a los partidos sobre sus posiciones y valorar si mantienen posturas inamovibles o si dan muestras de cierto margen de maniobra.

Si esta ronda de consultas no da resultados satisfactorios, los medios italianos aseguran a que el jefe del Estado dejará unos días de reflexión y convocará una segunda ronda ya a partir de la próxima semana.