Donald Trump, arropado por simpatizantes durante el mitin del sábado en Wellington (Ohio). / reuters

Trump reaparece en Ohio ante miles de seguidores e insinúa planes para 2024

«Puede que tengamos que ganar por tercera vez», dijo el expresidente al insistir en que sufrió fraude electoral y criticar la gestión de Biden

IVIA UGALDE

Cinco meses después de dejar la Casa Blanca y ser desterrado de las redes sociales acusado de difundir noticias falsas y alentar el asalto al Capitolio, Donald Trump recuperó el formato de los grandes mítines para recordar que sus ambiciones políticas siguen muy vivas. El escenario elegido para su reaparición la noche del sábado -madrugada de este domingo en España- fue Ohio, un Estado que ganó en 2020 y que es considerado clave para despejar el camino a la presidencia.

El exmandatario, eufórico en sus formas, rescató el tono de sus anteriores campañas para pronunciar ante miles de seguidores un discurso de 90 minutos en el que no faltaron los guiños hacia una eventual candidatura en 2024.

«Puede que tengamos que ganar por tercera vez. Es posible», clamó Trump al denunciar una vez más que las elecciones de noviembre fueron –según él- fraudulentas. «¡Cuatro años más! ¡Cuatro años más!», coreaba, por su parte, una multitud entregada, que lucía camisetas en las que se leía: «Trump 2024: porque EE UU nunca puede ser demasiado grande».

Aunque el mitin de Ohio sirvió al expresidente como una toma de contacto para retener el apoyo de su base entusiasta, el propósito iba un paso más allá. En concreto, el de pedir el voto para el candidato Max Miller, uno de sus exasesores.

Su respaldo, en realidad, buscaba sobre todo castigar al representante Anthony González, que se enfrentará a Miller en las primarias republicanas de ese Estado, Y es que González fue uno de los diez parlamentarios conservadores que se unieron a los demócratas para acusar a Trump de incitar el ataque al Congreso el pasado 6 de enero.

Depuración interna

Trump, que salió victorioso del segundo juicio político, se propuso desde entonces hacer frente a aquellos republicanos que votaron en su contra en una especia de depuración interna dentro del Partido Republicano. Así lo reafirmó en Ohio al mostrar su voluntad de ayudar a los candidatos más incondicionales, aquellos que respalden su movimiento 'Make America Great Again'.

«Recuperaremos la Cámara, recuperaremos el Senado y recuperaremos Estados Unidos, y lo haremos pronto», añadió el exmandatario, convencido de que en las elecciones parlamentarias de mitad de período, en 2022, privarán a los demócratas de la escasa mayoría legislativa que obstentan.

En su discurso, otro blanco de sus ataques fue el presidente actual, el demócrata Joe Biden. «Está destruyendo nuestra nación ante nuestros propios ojos», señaló al denunciar el creciente número de inmigrantes que cruzan la frontera sur.

Inmerso de lleno en la arena polítca, el exmandatario tiene previsto viajar a Texas el próximo miércoles para visitar la zona fronteriza con México. Además, celebrará un gran acto, incluso con fuegos artificiales, en la ciudad de Sarasota (Florida), justo la víspera del 4 de julio, del Día de la Independencia en EE UU.