Supermercado de Búfalo, escenario del tiroteo. / EFE

Un joven de 18 años, autor del tiroteo racista con diez muertos en EE UU

El detenido, que disparó sobre trece personas, once de ellas de color, está acusado de asesinato en primer grado y podría ser condenado a cadena perpetua

AGENCIAS Nueva York

Un joven blanco de 18 años es el autor del tiroteo perpetrado en la tarde del sábado en un supermercado de la localidad estadounidense de Buffalo, en el que resultaron muertas 10 personas y heridas otras tres. De las 13 víctimas, 11 eran de color por lo que las autoridades policiales investigan el hecho «como un crimen de odio y un caso de violencia extremista de motivación racial», según declaro ayer a la prensa Stephen Belongia, agente especial de la oficina del FBI en la ciudad situada al norte del Estado de Nueva York y limítrofe con la frontera con Canadá.

Fuentes policiales relataron que el autor de la matanza, identificado como Payton S. Gendron y que no es residente en la ciudad, llegó a primera hora de la tarde del sábado (noche ya en España) al aparcamiento de un supermercado de la cadena Tops, ubicado en una zona de población muy mayoritaria de color. Allí, nada más bajarse de su vehículo disparó con un arma de asalto sobre cuatro personas que se encontraban en los aledaños, tres de las cuales murieron. Tras ello, el joven, que llevaba un casco con cámara para transmitir su atentado en directo por internet –a través de la plataforma Twitch–, chaleco antibalas y atuendo de tipo militar, entró en el supermercado, abatió al guardia de seguridad –un policía retirado– y continuó disparando en el interior sobre otras ocho personas, de las que seis fallecieron.

En cuanto la policía local llegó al lugar, el atacante colocó su arma apuntando hacia su cuello pero poco después la dejo caer y fue arrestado sin oponer mayor resistencia.

La oficina del fiscal del distrito informó horas después de que el joven quedó detenido sin fianza e imputado de cargos de asesinato en primer grado, por lo que se expone a pena de cadena perpetua sin libertad condicional.

«Terrorismo doméstico»

El presidente Joe Biden calificó esta matanza como acto de «terrorismo doméstico» y manifestó en un comunicado que cualquier acción de este tipo, «incluido un acto perpetrado en nombre de una repugnante ideología de nacionalismo blanco, es antitético a todo lo que defendemos en Estados Unidos».

Medios estadounidenses indicaron ayer que las autoridades investigan un manifiesto «de carácter racista» difundido por el joven en internet en el que explicaba sus planes y sus motivaciones.

La matanza perpetrada en Buffalo iguala en víctimas mortales a la que el 22 de marzo del pasado año protagonizó un joven de 21 años y de origen árabe, también en un supermercado, en la localidad de Boulder (Colorado). En aquella ocasión los diez fallecidos eran de raza blanca.