Ecuador espera que Reino Unido conceda un salvoconducto a Assange

19/05/2017

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, dijo ete viernes que espera que el Reino Unido conceda "con prontitud" un salvoconducto al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada del país andino en Londres desde 2012.

"La orden de arresto europea contra el Sr. Assange ya no tiene validez. Esperamos que Reino Unido le conceda con prontitud el salvoconduto (sic)", escribió Long en su cuenta de Twitter.

En esa red social aseguró que Ecuador celebra la "decisión de no imputar cargos a Julian Assange. Esto sucede tras diligencias en Embajada en Londres, en noviembre de 2016".

Comentó que, a pesar de la insistencia de Ecuador, "la fiscal sueca demoró estas diligencias por más de cuatro años, una dilación totalmente innecesaria".

Long dijo que desde que Ecuador concedió el asilo a Assange en 2012 era "urgente y factible" practicar diligencias en la embajada del país andino e insistió en que desde ese año Ecuador "ha sido siempre claro en su disposición a colaborar plenamente con la justicia sueca".

"Ecuador ha criticado reiteradamente (los) retrasos injustificados de (la) fiscal sueca. Al respecto, enviamos nota de queja a Suecia el 8 de mayo", indicó el titular de la diplomacia ecuatoriana en su mensaje.

En un inesperado anuncio, la Fiscalía sueca comunicó hoy el cierre de la investigación preliminar abierta hace siete años contra el exhacker por un supuesto delito de violación, lo que supone el levantamiento de la orden de arresto internacional contra él.

No obstante, Scotland Yard señaló, en un comunicado, que está obligado a cumplir con la orden de arresto emitida en su día por la Corte de Magistrados de Londres, en virtud de una solicitud de extradición de Suecia.

Tras conocerse la decisión de la Fiscalía sueca, el fundador de WikiLeaks escribió este tuit desde Londres: "Detenido durante siete años sin cargos mientras mis hijos crecían y mi nombre se difamaba. No perdono ni olvido".

Assange siempre ha señalado que teme que, si sale del edificio diplomático ecuatoriano, pueda ser entregado a Estados Unidos, donde se enfrentaría a un tribunal militar por las miles de filtraciones hechas por su portal sobre el Gobierno estadounidense.