Trabajos de rescate en el exterior de la mina siniestrada en el municipio de Sabinas. / EFE

México trabaja contrarreloj para rescatar a una decena de mineros atrapados por un derrumbe

Otros cinco operarios lograron huir a tiempo con lesiones menores del yacimiento de carbón, ubicado en la región norteña de Coahuila

I. UGALDE

Sin descanso, noche y día. Así trabajan los equipos de rescate en México para localizar con vida a una decena de mineros que quedaron atrapados la tarde del miércoles (madrugada de este jueves en España) por un derrumbre en un yacimiento de carbón del municipio norteño de Sabinas, en el Estado de Coahuila. Otros cinco operarios consiguieron huir a tiempo, con lesiones menores.

«El accidente ocurrió cuando los trabajadores, en el desarrollo de sus actividades de excavación, se toparon con un área contigua llena de agua, que al derrumbarse provocó una inundación, dejando atrapado a un grupo de mineros», explicó Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil. Por su parte, el subsecretario de la Defensa, Agustín Radilla, precisó que en el operativo de salvamento participan un total de 230 efectivos, así como cuatro unidades caninas, seis buzos de fuerzas especiales y dos ambulancias urbanas.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, mostró su tristeza por lo ocurrido. «Esperamos encontrarlos a salvo», dijo en un breve mensaje en Twitter mientras en el yacimiento los rescatistas realizaban trabajos de desagüe y bombeo del agua de los tres pozos colapsados, al tiempo que intentaban localizar contrarreloj el lugar donde se encontraría el grupo y la forma de acceder.

La mina inició sus operaciones el pasado enero «y a la fecha no se tiene antecedentes de denuncias por algún tipo de anomalía», señaló en una nota conjunta el Ministerio de Trabajo y el gobierno de Coahuila. En esta región, fronteriza con EE UU, sin embargo, son comunes las tragedias de este tipo. La más reciente ocurrió en junio, en el municipio de Múzquiz, cuando una inundación rompió el techo y las paredes de otro yacimiento, donde quedaron atrapados siete mineros. Ninguno sobrevivió.

El siniestro más grave se produjo en febrero de 2006 en la mina de Pasta de Conchos, también en Coahuila, donde 65 trabajadores murieron en un accidente y solo dos cuerpos fueron recuperados. Desde entonces, se han registrado más de 100 muertes en la zona.

Temas

Mexico