Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 18 de mayo
Los partidarios del expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se manifiestan contra el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, frente al Congreso Nacional de Brasil en Brasilia. REUTERS
«Es un cobarde y vil ataque a la democracia»

«Es un cobarde y vil ataque a la democracia»

La comunidad internacional rechaza el golpe de Estado contra el Congreso, el palacio presidencial y el Tribunal Supremo de Brasil

anje ribera

Domingo, 8 de enero 2023, 21:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Brasil vive este domingo su propio asalto al Capitolio. Centenares de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro irrumpieron en el Congreso, el Palacio Presidencial y el Tribunal Supremo del país latinoamericano tras una manifestación que pedía una intervención militar para derrocar al presidente, Luiz Inácio Lula da Silva. Las reacciones no han tardado en llegar. El primero en hablar ha sido el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien mostró «solidaridad» con el pueblo brasileño ante el «golpe de Estado que decidió dar el fascismo». Asimismo, pidió la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos en respuesta a la toma de las sedes de los principales organismos del poder ejecutivo, legislativo y judicial de Brasil por parte de simpatizantes de Bolsonaro.

También hizo lo propio Argentina ante las «acciones golpistas de la derecha», cuyo canciller, Santiago Cafiero, alzó «la voz en defensa de la democracia brasileña». El mandatario de Chile, Gabriel Boric, también denunció el «impresentable ataque a los tres poderes del Estado brasileño» y manifestó su total «respaldo frente a este cobarde y vil ofensiva a la democracia».

El expresidente del Gobierno español Felipe González, por su parte, expresó su solidaridad con el mandatario «legítimo» de Brasil, Lula, frente al «golpismo que intenta interrumpir el proceso democrático» del país latinoamericano. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, condenó con rotundidad el asalto. «Todo mi apoyo al presidente Lula y a las instituciones libre y democráticamente elegidas por el pueblo brasileño. Condenamos rotundamente el asalto al Congreso de Brasil y hacemos un llamamiento al inmediato retorno a la normalidad democrática», escribió en Twitter. «¡La voluntad del pueblo brasileño y las instituciones democráticas deben ser respetadas! El presidente Lula puede contar con el apoyo indefectible de Francia», aseguró asimismo el mandatario francés, Emmanuel Macron.

Pero también vienen declaraciones de dentro del Ejecutivo. Fávio Dino, el ministro de Justicia y Seguridad Pública del nuevo Gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva, ha advertido de que los intentos «absurdos» de imponer por la fuerza un intento de golpe de Estado «no se impondrán». El Gobierno del Distrito Federal afirma que habrá refuerzos y las fuerzas de que disponemos están trabajando. Estoy en la sede del Ministerio de Justicia», ha afirmado Dino, según recoge el diario 'Folha de Sao Paulo'.

También el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, ha criticado las acciones de los manifestantes y ha advertido de que «deben sufrir con urgencia el rigor de la ley». «He hablado hace poco por teléfono con el gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, con quien mantengo un contacto permanente. El gobernador me ha informado de que está concentrando los esfuerzos de todo el aparato policial para controlar la situación», ha publicado Pacheco en su cuenta de Twitter, donde agregó que «en esta acción están participando las fuerzas de seguridad del Distrito Federal y la Policía Legislativa del Congreso. Condeno vehementemente esos actos antidemocráticos que deben sufrir el rigor de la ley con urgencia».

Por su parte, el portavoz del bloque del Gobierno en el Congreso, Randolfe Rodrigues, ha abogado por la unión de los demócratas ante este ataque de «terroristas». «Los antidemócratas criminales no pueden andar libremente. No hay que tolerar a los intolerantes. Esperamos la dura aplicación de la ley a todos los implicados en esas acciones», ha indicado.

«No quedarán impunes»

«Los delincuentes no quedarán impunes», escribió en Twitter el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Anderson Torres, quien fue ministro de Justicia en el Gobierno de Bolsonaro y retornó al cargo la semana pasada, según 'O'Globo'. Además, el exvicepresidente de la República y senador electo, Hamilton Mourão, tachó de «anarquía» la invasión del Congreso, del Palacio del Planalto y del Supremo Tribunal Federal.

El presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, afirmó que los responsables de este «ataque a la democracia» en Brasilia «deben ser identificados y sancionados de acuerdo con la ley». En Twitter, escribió que «el Congreso Nacional nunca ha negado una voz a quienes quieren manifestarse pacíficamente. Pero nunca dará lugar a disturbios, destrucción y vandalismo. Los responsables de promover e instigar este ataque a la democracia brasileña y sus principales símbolos deben ser identificados y sancionados. en forma de ley».

«Hoy es un día triste»

Ante la situación, ministros del Supremo Tribunal Federal (STF) criticaron la postura del nuevo ministro de Defensa, José Múcio, a quien calificaron de «débil». Según recoge 'O'Globo', para los ministros del STF, no es posible evaluar como «democráticos» a los movimientos que piden la intervención militar y que no aceptan los resultados de las elecciones. Según estos miembros de la Corte Suprema, el irrespeto a las instituciones no puede ser tratado como un derecho constitucional.

También han reaccionado desde el Partido Liberal, la formación de Bolsonaro -aunque él mantiene el silencio-. El presidente de la agrupación, Valdemar Costa Neto, afirmó que, aunque los manifestantes apoyan a su líder, no le representan. «Hoy en un día triste para Brasil. Todos nuestros movimientos que se hicieron después de las elecciones, frente a los cuarteles, fueron un ejemplo de educación, confianza y brasilidad. Había familias representando a Bolsonaro, representando a la derecha. Este movimiento en Brasilia hoy es una vergüenza para todos nosotros y no representa a nuestro partido, no representa a Bolsonaro. La Policía y la seguridad, y los sectores de seguridad tienen que hacer su parte. No apoyamos estos movimientos. Sí apoyamos: Patria, Familia y Libertad. Apoyamos los buenos movimientos. Este movimiento en Brasilia hoy fue una vergüenza para todos nosotros», declaró.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios