Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de julio

El Canal de Suez duplicará el tráfico diario para recuperar la semana de bloqueo

El 'Ever Given', que ha impedido durante casi una semana el comercio marítimo entre Asia y Europa, fue desencallado en la madrugada de este lunes

mikel ayestaran

Corresponsal. Jerusalén

Lunes, 29 de marzo 2021, 06:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«¡Dios es grande! ¡Dios es grande!», gritó la tripulación egipcia a bordo del 'Ever Given' en el momento en el que el megabarco de 400 metros de eslora y 220.000 toneladas que obstruía el Canal de Suez desde el pasado martes fue reorientado. Tras unas primeras horas de incertidumbre, con los egipcios clamando el final del bloqueo del estratégico paso y los profesionales holandeses que acudieron en su apoyo pidiendo prudencia, a media tarde de este lunes se confirmó la noticia más esperada y el jefe de la Autoridad del Canal de Suez (SCA, por sus siglas en inglés), almirante Osama Rabie, anunció «la reanudación del tráfico marítimo».

En el instante en el que la enorme mole de contenedores comenzó a moverse por el centro del canal, la flotilla de remolcadores hizo sonar sus bocinas en señal de celebración. Desatascado el camino, el buque se detuvo de nuevo en el llamado Gran Lago Amargo del canal para llevar a cabo una inspección exhaustiva y ver si ha sufrido daños. Las autoridades marítimas no quieren «perder un segundo» y esperan llegar a los 100 barcos diarios, el doble de lo habitual, para recuperar la normalidad.

EN SU CONTEXTO:

  • 13 remolcadores participaron en el rescate del gigantesco portacontenedores. Especial relevancia tuvo la actuación de los poderososos 'Carlo Magno' (160 toneladas) y 'Alp Guard' (285), llegados poco después de la medianoche del domingo desde Italia y Holanda.

  • Hasta 30.000 metros cúbicos de arena. Para liberar la quilla resultó vital la retirada de arena. Excavadoras y dragas extrajeron hasta 30.000 metros cúbicos, llegando a una profundidad de 18 metros en la zonas de la proa y la popa, que finamente fueron alejadas hasta a 102 metros de la orilla.

  • 425 embarcaciones esperaban este lunes para transitar por el Canal de Suez, incluidos decenas de portacontenedores, graneleros, mercantes con ganado y productos agrícolas, petroleros y embarcaciones de gas natural licuado o gas licuado de petróleo.

  • Egipto quiere acabar con el atasco en 4 días. Las autoridades egipcias creen que eliminar el atasco de buques en las dos entradas de la vía podría precisar de cuatro días, con una media de cien navíos por jornada. La multinacional de transportes Maersk es menos optimista y habla de semanas.

El desencallamiento del 'Ever Given' sirvió para que el presidente, Abdel Fatah al-Sisi, diera la cara por primera vez desde que el portacontenedores cortase el tráfico en Suez. Hasta este momento no se había pronunciado en público sobre el incidente. El exmilitar sacó pecho antes incluso de que terminaran las labores de desencallamiento y proclamó en su cuenta de Facebook que «los egipcios consiguieron poner fin a la crisis (…) pese a la gran complejidad técnica del proceso». El mandatario apeló al orgullo nacional y se olvidó de mencionar la ayuda imprescindible prestada por la empresa holandesa SMIT Salvage, especializada en el rescate de grandes buques en problemas o el remolcador italiano 'Carlo Magno'. Al-Sisi adelantó que «con la situación de vuelta a la normalidad, en manos de los egipcios, el mundo tendrá garantizado el paso de bienes y productos a través de esta arteria de navegación clave».

La normalidad a la que hizo referencia el presidente, sin embargo, deberá esperar, ya que más de 400 barcos hacen cola en el Mediterráneo y el Mar Rojo para poder cruzar por esta ruta por la que transita el 12% de los envíos marítimos mundiales. «Necesitaremos al menos tres días y medio para reabsorber el tráfico, no perderemos un segundo», apuntó el almirante Rabie en declaraciones a los medios locales. El plan de la SCA pasa por mantener la ruta abierta durante las veinticuatro horas de la jornada y duplicar el tránsito de barcos hasta llegar a los cien. La empresa Maersk, especialidad en comercio marítimo, indicó que las consecuencias de esta semana de bloqueo en Suez en el comercio global «tardarán semanas o meses en resolverse».

Atasco en los puertos

Theo Legget, corresponsal económico de la cadena BBC, señaló que «inevitablemente la mercancía llegará a su destino mucho más tarde de lo planeado y puede haber congestión cuando todos estos barcos arriben al puerto. La consecuencia será el aumento en el futuro del precio de los envíos».

Los trabajos para desencallar el buque, propiedad de la firma japonesa Shoei Kisen y operado por la taiwanesa Evergreen, han sido complejos y en los últimos días se han sacado del agua cerca de 30.000 metros cúbicos de tierra. A primera hora del día el megabarco fue reorientado en un 80% en la «dirección correcta», pero los expertos holandeses contratados para el rescate fueron muy cautos y dijeron que «lo más difícil está por hacer». Peter Berdowski, director ejecutivo de Royal Boskalis, empresa matriz de la firma especializada en rescate de barcos, declaró a la radio de su país que «la buena noticia es que la popa está despejada, pero eso era lo que considerábamos la parte fácil. El reto sigue siendo la parte delantera y no se tiene que cantar victoria tan rápido».

Esta cautela, sin embargo, no se contagió ni al mismísimo presidente Al-Sisi, que con los primeros movimientos de 'Ever Given' acudió a las redes sociales para celebrar el éxito de la operación. Hace seis años, el ex-general dirigió la ceremonia de inauguración de las mejoras que se realizaron en este viejo canal abierto en el siglo XIX para intentar adaptarlo a los nuevos tiempos y a los nuevos barcos. Esta mejora consiste en un tramo navegable en la zona próxima al Mediterráneo de 35 kilómetros, excavado en paralelo al viejo canal, y la ampliación del conducto ya existente en un tramo de 37 kilómetros. El problema fue que el megabarco quedó encallado en el primer tramo cercano al Mar Rojo, donde solo hay paso en una dirección. Los ingresos del canal son una de las mayores fuentes de divisa extranjera del país y Egipto lo necesita abierto y operativo para cumplir con el objetivo de llegar a los 12.000 millones en 2023.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios