Y si desapareciera Maspalomas

29/11/2007
ETIQUETAS:

El informe encargado por el Gobierno de Zapatero sobre el cambio climático ha sido valorado positivamente por los expertos de las Islas. El futuro que dibuja para nuestras costas no es muy halagüeño, y ahora, lo que hace falta es aplicar soluciones para frenar los efectos y adaptarse a los cambios. Esto podría pasar por trasladar núcleos de población enteros.

El informe El cambio climático en España. Estado de situación prevé que la subida del nivel del mar en los próximos 40 años será de entre 15 y 35 centímetros, y Canarias será, junto a Galicia, una de las zonas más afectadas por este fenómeno, el cual supone la pérdida de un metro de playa por cada centímetro que aumente el nivel del mar.

Según Ignacio Alonso, experto de la ULPGC en Geología Marina y Sedimentología, se trata de un informe muy completo. «Me gusta especialmente porque incide mucho en la búsqueda de soluciones». Obviamente no entra a analizar de forma pormenorizada los daños en cada zona concreta, «eso tiene que hacerlo cada comunidad autónoma», señala Alonso, porque en el norte de Gran Canaria, por ejemplo, una subida de 35 metros afectaría muy poco, pero para Maspalomas podría significar su desaparición. Además, como señala Faustino García, director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, hay que poner esa subida en relación con el aumento de las tormentas marinas sobre la costa por el calentamiento.

Soluciones

Se trata de un proceso que, de hecho, «ya ha empezado», dice García. Pero al igual que Alonso, considera que todavía se pueden aplicar soluciones. Para el experto de la ULPGC, la más sencilla es regenerar las playas con aportes de arena. «No entro a valorar de donde sacarla, pero si se trae del Sahara para la construcción, porqué no para esto», indica. La construcción de diques es otra solución, aunque según García, todas tienen que ser bien estudiadas «porque puede ser peor el remedio que la enfermedad». Además, añade que habrá que adaptarse a los cambios «trasladando núcleos de población que están en primera linea y construyendo otros nuevos a prueba de clima».

Antonio Hernández, de Ben Magec, pone el acento en el ahorro energético, la introducción de energías renovables en la red eléctrica, y sobre todo, el desarrollo de un transporte sostenible.

Las playas del Sur podrían perder 70 metros

Un aumento del nivel del mar puede producir inundación, erosión costera, aumento de la intrusión salina y pérdida de humedales costeros; un aumento de la temperatura del agua del mar puede conducir a cambios en el sistema circulatorio y al aumento de las proliferaciones de algas; una variación en el oleaje puede dar lugar a importantes cambios en los procesos de erosión costera, formas de las playas o pérdida de la funcionalidad y estabilidad de obras marítimas.

El informe encargado por el presidente del Gobierno señala que se prevé para 2050 un aumento de la cota de inundación en toda España, especialmente en la cornisa gallega y norte de Canarias con valores de hasta 35 centímetros y de 20 centímetros en el litoral mediterráneo, conduciendo a un mayor riesgo de eventos de inundación.

El aumento del nivel del mar producirá además un retroceso de las playas con valores probables de hasta 15 metros en Canarias, Huelva y Cádiz. No obstante, los cambios observados en la dirección del oleaje pueden dar lugar a daños más severos sobre las playas especialmente en la Costa Brava, Islas Baleares y sur de Canarias donde pueden llegarse a alcanzar retrocesos de hasta 70 metros.

Los expertos inciden en la importancia de empezar a aplicar soluciones y no seguir de brazos cruzados. La Oficina para el Cambio Climático del Gobierno de Canarias reconoce, en su página web que «hablamos mucho, pero realizamos poco de lo que se planifica». Aunque las costas están bajo la jurisdicción del Gobierno central, la Administración autonómica y las locales deben empezar a impulsar el proceso.