Tres de cada diez españoles se aplica crema para protegerse del sol

EUROPA PRESS

Un 42% de los españoles se aplica crema solar de rostro y un 28% de cuerpo mientras realizan actividades cotidianas en días soleados o de más calor en verano y un 13% elige el FPS por indicación del médico o del farmacéutico.

Estos datos fueron dados a conocer en una rueda de prensa para presentar una campaña de información y concienciación sobre el cáncer de piel que la AECC de Santa Cruz de Tenerife está realizando durante los meses de julio y agosto en diferentes puntos de la provincia. El objetivo es fomentar prácticas y hábitos necesarios para una protección solar eficaz y un diagnóstico precoz. Según la AECC, las vacaciones son el momento del año donde se aprecia una mayor intensidad de las radiaciones del sol; sin embargo hay situaciones, como el tiempo libre entre semana o fines de semana, donde esta intensidad de las radiaciones del sol no es percibida tan fuerte. El principal motivo por el que se considera tener un riesgo bajo o muy bajo es considerar que nos estamos protegiendo adecuadamente durante nuestras exposiciones al sol. Para disfrutar del tiempo de ocio y estar protegido frente al sol, las recomendaciones son: no exponerse al sol entre las 12.00 y las 16.00; broncearse de una manera lenta y progresiva; evitar permanecer bajo el sol durante mucho tiempo; usar cremas de protección solar acordes con el tipo de piel; utilizar gafas de sol para evitar cataratas; utilizar gorros y camisetas cuando se realicen actividades al aire libre, y beber agua con frecuencia. Cuanto más temprano se tome el sol de manera inadecuada, sin protección y provocando quemaduras, aumentarán las posibilidades de desarrollar un cáncer de piel en la edad adulta, pues la piel tiene memoria. El 73% de los españoles vincula el sol con el cáncer de piel pero el 43% lo toma de manera inadecuada en la playa entre las 12.00 y las 16.00 horas. El primero de los datos está extraído de la parte dedicada a 'Percepción y conocimiento de factores de riesgo de cáncer' del OncoBarómetro, y el segundo, del estudio del Observatorio del Cáncer AECC 'Comportamientos de protección solar y percepción del riesgo de cáncer de piel en la población española', presentado en junio de 2011. En el caso de los más pequeños, a partir de los 10 años el 35% de los padres comienzan a descuidar la protección solar de sus hijos, según el estudio de comportamiento mencionado anteriormente. Además, los jóvenes de entre 16 y 24 años son los más expuestos al sol y los que menos medidas de protección adoptan. En líneas generales, la población española es consciente de que la exposición al sol tiene una alta influencia en el desarrollo del cáncer pero, aun así, casi la mitad lo toma de manera inadecuada, esto es, de 14.00 a 16.00 horas. Son los jóvenes, según el estudio del Observatorio, los que más expuestos al sol están y los que menos hábitos de protección solar adquiridos tienen. De esta forma, los niños mayores de 10 años van perdiendo los hábitos de protegerse frente al sol debido a la disminución de la constancia y seguimiento de los padres a partir de esa edad. A lo que habría que añadir que es en las edades más tempranas donde se debe tener mayor precaución con el sol, ya que la piel es más sensible a sus efectos nocivos y, además, tiene memoria, acumula la radiación año tras año. UN CÁNCER QUE SE PUEDE PREVENIR. Uno de los factores de riesgo del melanoma es la radiación ultravioleta, fundamentalmente por exposición inadecuada al sol o a otras fuentes artificiales, como las lámparas bronceadoras de ultravioletas. Las radiaciones ultravioletas actúan sobre la piel predisponiendo a la aparición de tumores cutáneos. Se ha observado que el melanoma aparece con más frecuencia en zonas del cuerpo expuestas al sol, y que hay mayor número de melanomas en las latitudes más cercanas al ecuador. Por ejemplo, Australia es el país con mayor incidencia de melanoma, debido a que la mayoría de la población tiene la piel clara y la latitud condiciona una gran exposición solar. Según los datos recogidos en el EUROCARE 2008, la estimación de la incidencia anual de melanoma en España, es de 3.602 personas (1.575 hombres y 2.022 mujeres). La incidencia estimada de melanoma en Europa es de alrededor de 86.00 personas y en el mundo de casi 160.000.