Borrar
Tensa espera en Cho Vito

Tensa espera en Cho Vito

Cho Vito no cayó este lunes. Tras un día de espera, finalmente las palas no aparecieron por el poblado marinero de Candelaria, en Tenerife, pese a que este lunes concluía el plazo dado por la Demarcación de Costas para desalojar las nueve viviendas que quedaron en pie el 8 de octubre de 2008, cuando cayeron un total de 22 casas.

Lunes, 12 de noviembre 2012, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A las siete de la tarde de este lunes, los vecinos de Cho Vito estaban igual que a las siete de la mañana: esperando la llegada de las piquetas de Costas. «Que nos maten ya», pedía casi a gritos Tomás González, el portavoz de las familias, porque, proseguía, «lo que están haciendo con nosotros es terrorismo psicológico». A su lado, Antonio Alonso, que perdió su casa en 2008, apretaba la boca y, detrás, Montse Mejías, su mujer, no podía contener las lágrimas: «Esto es demasiado», repetía una y otra vez.

Tomás, Antonio y otros vecinos atendían a los numerosos medios de comunicación en una improvisada rueda de prensa que montaron en lo que fue la placita del poblado para mostrar su incertidumbre por la actitud de la Demarcación de Costas de Santa Cruz de Tenerife. Frente a ellos, el resto de familias que este lunes tenía que haber salido de sus viviendas y muchos de los desalojados hace cuatro años.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios