Sello de excelencia en cirugía

24/07/2016
ETIQUETAS:

Eurocanarias Oftalmológica es una de las tres clínicas españolas y la primera en Canarias en recibir la certificación IMP (Intelligence Multifocal Procedure), un sello de excelencia con el que se garantiza el procedimiento quirúrgico para el tratamiento de la catarata y la presbicia. «Es un sello de calidad que garantiza al paciente el compromiso del centro y cirujano de poner a su disposición un personal especializado y la tecnología más avanzada durante el proceso», explica Humberto Carreras, codirector médico de Eurocanarias Oftalmológica.

Este protocolo surge en una reunión el pasado mes de enero de un comité científico de oftalmólogos que pertenecen a las clínicas privadas más relevantes en el estudio y la práctica de la cirugía de cataratas de España, como son el Instituto Fernández-Vega, la Clínica Rementería, Begitek, y Eurocanarias Oftalmológica, donde se plantea «la importancia y necesidad de acreditar con un sello de excelencia ambas cirugías». «La cirugía de cataratas y presbicia ha avanzado mucho en los últimos años» y, por ello, el comité científico planteó crear un protocolo que recogiera «cuáles  son los elementos que deben conformar una cirugía lo más eficaz posible para alcanzar resultados excelentes y que se concreta en establecer qué pruebas diagnósticas, técnicas quirúrgicas y seguimiento postoperatorio son los adecuados para obtener los resultados más excelentes y verificar los resultados visuales de los pacientes», explica Carreras.  

Para disponer de todas las garantías se contó con una empresa de auditoría externa de certificación independiente de prestigio mundial, llamada DNV•GL, para auditar las clínicas y certificar el cumplimiento de los estándares asociados al procedimiento. En estos momentos, ya hay tres clínicas que han recibido el sello de excelencia, entre las que está Eurocanarias Oftalmológica. El proceso está  «abierto y se puede agregar cualquier clínica del mundo. De hecho se han recibido solicitudes de Portugal, Francia, Alemania y Japón», apunta el especialista en Oftalmología.

Humberto Carreras destaca que  las técnicas quirúrgicas de cataratas han avanzado «de manera muy rápida en los últimos años y, en la actualidad, la cirugía es «muy segura, con anestesia en gotas, sin suturas, no requiere ingreso ni vendajes y tiene la posibilidad de hacerla con láser».

Lente multifocal para defectos refractivos

La cirugía de cristalino es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes, y cada año se realizan en el mundo casi 22 millones de intervenciones. La pérdida de visión debido a cataratas y la aparición de la presbicia se puede restaurar en la misma intervención mediante la extracción quirúrgica del cristalino afectado y su sustitución por una lente multifocal. «Este procedimiento es habitual hoy en día; si el paciente lo requiere quitamos cataratas y corregimos la falta de vista gracias a las últimas innovaciones en lentes intraoculares», señala Humberto Carreras, codirector médico de Eurocanarias Oftalmológica. Estas lentes para la corrección de defectos refractivos utilizadas en la certificación IMP (Intelligence Multifocal Procedure) son personalizadas para cada ojo, y tienen una óptica multifocal, que permite enfocar a varias distancias (corta, media y larga distancia), además de estar hechas con un material biocompatible que permite a los pacientes disfrutar de una visión de calidad tras la operación, reduciendo la dependencia de las gafas. «No hace falta tener cataratas para operarse de falta de vista; muchos pacientes quieren dejar de usar gafas y se interviene para ponerse lentes multifocales  y  este protocolo le ofrece las mismas garantías», resaltó el experto.