Recogen 570 nuevas muestras de meteoritos en la Antártida

18/04/2016
ETIQUETAS:
- nasa

 La NASA ha recibido 570 nuevas muestras de meteoritos recogidos en la Antártida por ANSMET (Antarctic Search for Meteorites), un programa a 40 años que ha recogido 10.000 muestras desde 1976.

  Este programa ha ayudado a revelar información acerca de los asteroides, otros objetos de nuestro sistema solar y el planeta rojo, que ayudará en el esperado viaje tripulado a Marte.

  Las nuevas muestras de meteoritos fueron recogidas en la superficie de la Cordillera de Miller de las montañas Trans-antártica. Después de un viaje de varios meses desde la Antártida, estas muestras llegaron a nuestro Centro Espacial Johnson en Houston, Texas, el 14 de abril, informa la NASA.

  Las muestras recuperadas de las últimas temporadas incluyen piezas raras y científicamente valiosas de Marte y la Luna, así como rocas formadas muy temprano durante la formación y evolución del sistema solar que ofrecen pistas sobre el origen de las sustancias volátiles, los planetas y los compuestos orgánicos esenciales para la vida.

  Los meteoritos son actualmente la única manera de adquirir muestras de Marte, así como nuevas muestras de la luna que son diferentes de las obtenidas en los sitios de alunizaje de las naves Apolo, así como una variedad de cuerpos asteroides.

  La búsqueda de meteoritos se realiza visualmente. Cuando un espécimen es encontrado, se localiza su posición usando GPS y se le da un número de identificación. Luego es colocado en una bolsa de teflón. El equipo se asegura que el espécimen se mantenga congelado en su viaje de regreso a la Instalación de Conservación de Meteoritos Antárticos (Antarctic Meteorite Curation Facility) en el Johnson Space Center.

  Las muestras de esta colección (que representan cerca de 40 estaciones de recolección individuales) están disponibles para los investigadores de todo el mundo, y cientos se distribuyen cada año por la Oficina de Conservación de Astromateriales

  Los meteoritos recogidos nos dan pistas importantes sobre el sistema solar primitivo, pero incluso los miles de meteoritos recuperados en los últimos años representan una pequeña parte de un rompecabezas más grande, incluyendo un descubrimiento en la década de 1990 que produjo un intenso debate acerca de si la vida podría haber existido en Marte hace más de 3.600 millones de años.