Madonna celebra su 53 cumpleaños junto a su novio de 24

EUROPA PRESS

Relaciones como esta son el perfecto ejemplo que evidencia que en temas de amor, no hay edad. Parece que la Reina del Pop vive su particular crisis de los 50 dejándose querer por hombres mucho más jóvenes que ella. Estando tan bien acompañada, junto a su novio y su hijos, da gusto cumplir años. Para la estrella de la música no pasa el tiempo y es que Madonna demuestra que sigue levantando pasiones y que está hecha toda una conquistadora. Madonna y su novio, el bailarín francés Brahim Zaibat, disfrutaron de un romántico día de relax en Hamptons, en el estado de Nueva York, junto a los niños de la artista: David y Mercy. Como dos adolescentes, la pareja estuvo disfrutando de un día en familia ajenos a todas las miradas. Muy cariñosos, besándose y abrazándose, mientras los pequeños jugaban en la arena, la estrella y su chico dejan muy claro que están hechos el uno para el otro. Ambos se conocieron en septiembre de 2010 en Nueva York durante una performance de hip-hop que tuvo lugar en los almacenes Macy's con motivo del lanzamiento de la línea de ropa de la cantante. El flechazo fue inmediato y ,aunque en mayo se rumoreaba que lo suyo se había terminado, esta escapada romántica evidencia que su relación está en perfecto estado. En más de una ocasión, Zaibat ha tenido que hacer frente a quienes no entienden por qué un joven de 24 años está viviendo un romance con una mujer que es ocho años mayor que su madre. El bailarín lo tiene muy claro: "Ella es una artista extraordinaria y famosa a nivel mundial, por supuesto, pero ante todo es una mujer", comentaba al diario Daily Mail. No es la primera vez que Madonna seduce a un hombre al que dobla la edad. Antes de salir con Zaibat, la rubia vivió un apasionado romance con el modelo brasileño Jesús Luz, también de 24 años.