Los Serenquenquenes, murga ganadora en la capital grancanaria

01/02/2010
ETIQUETAS:

Los Serenquenquenes han logrado por cuarto año consecutivo el Primer Premio de interpretación del concurso de murgas. Esta murga de Agüimes se convirtió en la noche de este sábado en el mejor grupo del Carnaval de la Televisión. La final del concurso se desarrolló a lo largo de 6,30 horas con la participación de las ocho murgas finalistas. Trapazones y Melindrosos consiguieron el segundo y tercer premio, respectivamente. Las murgas premiadas recibieron el nuevo galardón del Carnaval, el trofeo Manolo García en reconocimiento de quien fue pregonero mayor del Carnaval de las Palmas de Canaria y uno de los artífices de la recuperación de éste tras los años de la dictadura.

Además de los tres premios de interpretación que se entregaron pasadas las 03:00 h. de la madrugada de este domingo 31 de enero, las murgas recibieron otros reconocimientos: Premio Tomás Pérez a la Mejor Letra fue para Los Teresitos de los Serenquenquenes. Y el Premio Criticón entregado por la prensa recayó en Los Trapazones por su tema No le pongo título ¿para qué?

Una vez finalizado el concurso, durante la deliberación, se entregaron los premios de vestuario que el jurado otorgó a las murgas Crazytrotas (Primer Premio); Chancletas (Segundo Premio) y Lady,s Chancletas (Tercer Premio). El fallo al mejor disfraz se hizo público el pasado jueves tras la celebración de la tercera fase del concurso.

Graves insultos e intentos de agresión.

La nota negativa de la noche murguera fue el bochornoso espectáculo que se vivió a la conclusión de la final dentro del edificio Miller, centro neurálgico de la organización del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Todo sucedió tras conocerse el fallo del jurado y cuando Los Serenquenquenes regresaban al recinto después de haber celebrado en el escenario del parque Santa Catalina su victoria en este certamen. Fue en ese momento cuando miembros de la murga Los Chancletas increparon presuntamente a los de Agüimes y comenzó una trifulca en el que se vieron envueltas ambas agrupaciones. Gritos, insultos, conatos de agresiones y rotura de sillas fue el bagaje de esta penosa imagen que dejó perplejos a los componentes del resto de murgas que estaban en el recinto.

Es tradición que, después de celebrar en el escenario el triunfo, la murga ganadora siga los festejos en el edificio Miller junto al resto de compañeros, pero en esta ocasión, no pudo ser e incluso tuvieron que salir escoltados por los GOIAS de la policía local de Las Palmas de Gran Canaria como medida preventiva para evitar más incidentes. Al final, se calmaron los ánimos y no hubo que registrar ni heridos ni detenciones tras esta desagradable trifulca.