La crisis dispara robos y hurtos

ETIQUETAS:

Los robos con fuerza en domicilios han aumentado en un 43,4% en el primer semestre de 2012 en la provincia de Las Palmas, según los datos ofrecidos en el balance de criminalidad editado por el Ministerio del Interior. Por su parte, el Santa Cruz de Tenerife también subió la cifra un 42,8%.

Estos datos son los más destacados dentro de la diez infracciones penales registradas en este informe, que comprende lo sucedido entre los meses de enero a junio del presente año.

La Secretaría de Estado de Seguridad del Gobierno de España cifró en 974 las infracciones correspondientes a robos con fuerza en domicilios durante el pasado semestre, concretamente un 43,4% más que en el ejercicio 2011, cuando se registró una cifra de 679 casos.

La principal causa del repunte en los robos en domicilios, según fuentes policiales, es la crisis económica. Esta circunstancia está dando muchos quebraderos de cabeza a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que luchan contra el aumento de delitos en las Islas. Las autoridades recomiendan a la población que extremen las precauciones en el hogar, sobre todo en verano.

En lo que respecta a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el aumento ha sido de un 42,8% con respecto a 2011. En este primer semestre se produjeron 1.041 robos en domicilios, por los 729 en el ejercicio anterior.
En el cómputo global de las Islas, la suma asciende a 2.015 robos, por los 1.408 de 2011.

En la línea. Estas estadísticas van en consonancia con las de otras comunidades autónomas españolas que han visto también como aumenta de manera alarmante el número de hurtos en domicilios privados. Por ejemplo, en Madrid subió la cifra en este mismo periodo de tiempo en un 26,6% (6.934 casos), por el 5,8% de Cataluña (11.543) y el 25,5% en Andalucía (10.749). La estadística más escandalosa corresponde a La Rioja, donde los casos de robo con violencia en domicilios han aumentado un 119,4% con un total de 294 delitos cometidos de enero a junio.

Por su parte, sólo en dos comunidades autónomas de España descendió el número de este tipo concreto de delitos. En Melilla, la estadística bajó un 22,4% (38 este semestre por los 49 del anterior año), mientras que en el País Vasco, la Ertzaintza habla de una bajada del -0,2% (2.425 por los 2.430 de 2011).