Borrar

Indemnización mínima para las víctimas de Spanair

Sábado, 12 de abril 2014, 20:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

3.927,13 euros es la oferta que la compañía Mapfre ha puesto sobre la mesa como indemnización para una hija que perdió a su padre en el vuelo JK5022 de la compañía Spanair que se estrelló el 20 de agosto de 2008. En total, esta huérfana recibiría 12.260,46 euros porque la compañía aérea ya le adelantó 8.333,33 euros para gastos iniciales en la semana del accidente. No es el peor caso. Se da la circunstancia de que ese adelanto supone que algunas de las indemnizaciones ofertadas por Mapfre salen negativas. Sin embargo, fuentes de la aseguradora certifican que no se le cobrará ni un céntimo a las víctimas que se encuentren en esa situación.

Las compensaciones que ofrece Mapfre a las víctimas son mínimas. Se basan en la tabla que existe para pagar las indemnizaciones por accidente de tráfico y jurisprudencia del Tribunal Supremo y, según afirman, se le ha sumado un 20%. Fuentes consultadas insisten en que la aseguradora se ciñe a la legislación española. Pero las ofertas son muy dispares.

A los herederos de una familia que falleció entera se les ofrece por parte de Mapfre, 268.293,15 euros. 109.865,17 euros por el padre; 36.302,36 euros por la madre; y 61.062.61 euros por cada niño. A esto hay que sumar los 75.000 euros que recibieron de anticipo.

Sin embargo, el padre de una de las niñas fallecidas en el accidente tiene derecho, según Mapfre, a 76.667,04 euros, más los 12.500 euros que recibió de anticipo. Una de las indemnizaciones más altas que se pueden encontrar en la documentación a la que ha tenido CANARIAS7 es a la esposa de un fallecido, miembro de la tripulación, por valor de 240.851,36 euros y a sus hijos, 40.141,88 euros.

Los supervivientes tampoco salen bien parados. El único que aparece en este listado, que pertenece a un grupo de familiares que han demandado a Mapfre en Madrid, tiene derecho a 45.684,20 euros, a los que tiene que sumar los 50.000 euros ya recibidos, cantidad que no cubre los gastos médicos que ha tenido que afrontar. En el otro extremo, uno de los supervivientes que quedó tetrapléjico, sí llegó a un acuerdo por 1.950.000 euros.

Fuentes consultadas afirman que hasta 60 familias han llegado a un acuerdo con la aseguradora, aceptando el dinero y subrogando sus derechos de demandas a la compañía Boeing, a Aviación Civil , Aena y Fomento. Esta cifra baja hasta las 38 familias según fuentes de la Asociación de Afectados por el Vuelo JK5022 desde la que se duda que Mapfre haya utilizado 19 millones de euros para estos pagos tal y como asevera teniendo en cuenta que ha consignado solo 12,8 millones para indemnizaciones de los 172 pasajeros. De cualquier forma, la asociación considera que el mínimo de indemnización por víctima y superviviente, sea cual sea su caso, sea de un millón de euros.

La exigencia de renunciar a demandar a esos organismos es para que Mapfre sí pueda ejercer ese derecho y recobrar el dinero que paguen a las víctimas del accidente. Fuentes consultadas señalan que Mapfre acudirá a los tribunales estadounidenses una vez consiga un acuerdo con los herederos de al menos el 70% de los 154 fallecidos y 18 supervivientes para exigir responsabilidades a la compañía.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios