Fuencaliente

Fuencaliente "tardará tiempo" en recobrar la normalidad plena

05/01/2010
ETIQUETAS:

Los zarpazos del último temporal de lluvia y viento tardarán en cicatrizar en el término palmero de Fuencaliente, según reconoció ayer el alcalde de la localidad sureña, Gregorio Alonso Méndez. Recobrar la normalidad plena en todo el municipio, subrayó el primer edil, «llevará tiempo y mucho esfuerzo».

El dispositivo encargado de retirar el lodo y paliar los estragos más graves provocados por las avalanchas en Fuencaliente, formado por 180 personas, resaltó el alcalde del municipio, Gregorio Alonso Méndez, ha venido trabajando, desde los primeros momentos del temporal, a destajo, pero en los últimos días, una vez mitigados los destrozos mayores, «se ha tenido que tomar un descanso».

Las labores de reconstrucción, apuntó, se retomarán con intensidad después de la festividad de los Reyes Magos. Mientras tanto, estos días, precisó, un grupo integrado por unos 25 operarios se encarga de atender las necesidades más perentorias centradas, en la mayoría de los casos, en restablecer las pistas y limpiar las viviendas inundadas por el fango.

Asimismo, apuntó, se ha iniciado «la fase de peritación de daños» en domicilios afectados por las escorrentías y en los vehículos arrollados por el aluvión. Esta tarea, dijo, corre a cargo de técnicos del Cabildo de La Palma.
Precisó que doce casas han sufrido desperfectos de diversa índole y consideración. Nueve, tras los oportunos arreglos, han sido de nuevo habitadas, mientras que las familias de las otras tres, localizadas en Las Caletas y Los Canarios, no han podido volver todavía a sus hogares. Dos están alojadas en segundas residencias y una en régimen de alquiler, detalló Gregorio Alonso Méndez.

En el Ayuntamiento de Fuencaliente, con dos auxiliares de apoyo contratados por el Gobierno de Canarias, indicó el mandatario local, se mantiene la oficina habilitada el pasado verano con motivo del incendio forestal para tramitar los expedientes de ayuda a los damnificados.

Mazo.

Por su parte, en el municipio de Mazo, expuso el primer edil de esta población, Francisco Javier González, una vez abiertas todas las vías de la parte alta, se está actuando en la reparación de las pistas de la costa. También se están gestionado las preceptivas indemnizaciones para los vecinos perjudicados por el temporal de viento y lluvia.
Hasta la fecha, dijo, sólo se han tramitado dos solicitudes. Una para la vivienda y el coche de una familia del barrio de Montes de Luna, y otra para una finca agraria.

Al igual que en Fuencaliente, alegó, en Mazo los desperfectos más graves se observan en las infraestructuras públicas.