Baloncesto: Liga Endesa

El Herbalife también gana sufriendo (86-82)

El Herbalife  Gran Canaria superó ayer a un combativo Tecnyconta Zaragoza por 86-82 y multiplica sus opciones de disputar la Copa del Rey. El bloque de Luis Casimiro se sobrepuso a las bajas de Aguilar y Planinic para obtener su sexta victoria en los últimos ocho duelos ligueros.

A pesar del buen momento del cuadro entrenado por Andreu Casadevall, que dejó escapar en la prórroga un encuentro que tenía controlado ante el Baskonia y tumbó al intratable Iberostar Tenerife en la última fecha liguera en el Príncipe Felipe, las cuentas del Herbalife Gran Canaria estaban bastante claras en plena persecución por estar en la Copa del Rey. No podía fallar el bloque de Luis Casimiro y, aunque terminó con incertidumbre por no romper el partido antes del inicio del cuarto acto, obtuvo el sexto triunfo liguero para empatar en la octava plaza de la clasificación con el RETAbet Bilbao Basket.

El interior andaluz Pablo Aguilar, que sufrió un esguince en el tobillo izquierdo en el Palau, tenía difícil llegar a esta cita, pero el panorama se complicó con la también ausencia del croata Darko Planinic, quien superó la lesión en la rodilla derecha, pero que ahora ha tenido que parar por las molestias en la izquierda, lo que propició que el recién llegado Ryan Hollins tuviera que vestirse para completar la rotación. Una vez más, Casimiro tendría que cambiar de posición las piezas, por lo que Royce O’Neale pasaría a jugar de cuatro y Oriol Paulí tendría su oportunidad para salir en el quinteto inicial.

El joven alero catalán se mostró muy enchufado en defensa y en ataque para responder a la confianza del técnico ciudadrealeño, contando con la colaboración del francotirador finés Sasu Salin, del capitán Eulis Báez y de un eléctrico Bo McCalebb para tomar el mando de un compromiso trascendental    (14-9, min. 5), aunque con problemas para cerrar el rebote defensivo por los centímetros de las torres Fotu, Norel y Benzing.

El esfuerzo coral posibilitó proteger la pintura, al tiempo que castigó a su rival en la suya con segundas opciones merced a un factor inesperado: McCalebb. Y es que el director de juego norteamericano con pasaporte macedonio dominó el ritmo del partido, anotó seis puntos y capturó cuatro rebotes ofensivos en una exhibición de inteligencia y lucha para ampliar la renta (18-11, a falta de 3:30).

Sin embargo, dos triples del internacional lituano Gecevicius, que jugó el cuarto completo al igual que el examarillo Bellas, apretaron el marcador (19-17), liderando la resistencia de una escuadra rocosa que agotaba sus opciones de pelear por el torneo del KO, pero un excelso Kyle Kuric irrumpió desde el exterior para cerrar el periodo (22-17).

En el segundo periodo, se repitió el guion en las primeras acciones, con el plantel de Andreu Casadevall sacando rédito del rebote ofensivo, pero, con Albert Oliver, Kuric, Xavi Rabaseda y O’Neale en pista, el Herbalife mantuvo su entereza defensiva y un buen ritmo para proseguir con el dominio del encuentro         (26-17, a 8:20).

La intensidad insular siempre es admirable y, cuando corre, ofrece un baloncesto orgásmico. La afición disfrutaba por la energía desplegada y los claretianos golpeaban cada vez con mayor contundencia para noquear a su adversario, que permanecía en pie por el carácter de Tomás Bellas.

Un 2+1 de Hendrix y un 3+1 de Kuric, que falló el tiro libre, pero que fue palmeado por O’Neale colocaron la máxima diferencia en el electrónico (34-19, min. 15).

Oliver se sumaba a la fiesta con una lección magistral al joven Sergi García, dejando contra las cuerdas a un bloque maño que solo sumaba una canasta de Fotu en cinco minutos disputados.

El preparador visitante no daba con la tecla para frenar el vendaval amarillo, hasta que Benzing reaccionó desde la línea de 6,75, pero O’Neale y Salin respondieron de la misma manera para situar 14 puntos de diferencia (42-28 a 1:57).

El Herbalife Gran Canaria ahogó a su rival, que sobrevivía al descanso por el acierto exterior tras anotar Bellas, que repartió 11 asistencias, sobre la bocina y Holt, pero no supo cerrar el duelo (45-36).

El Tecnyconta Zaragoza no perdió la fe y, tras la reanudación, aprovechó los despistes defensivos locales, para firmar un parcial 0-8 liderado por Bellas y culminado por las torres Norel, Fotu y Benzing (47-44, a 7:50).
Casimiro intentó conectar a sus jugadores y McCalebb asumió galones. Una técnica a Casadevall propició que el base siguiera sumando (54-47).

Una gran defensa de Rabaseda y otra de Kuric llevaron la tranquilidad al Gran Canaria Arena, tras un parcial 11-3 (58-47, a 3:59), pero tampoco fue capaz el Herbalife de finiquitar una contienda sin margen de error.

Un fallo de Rabaseda solo bajo el aro pareció desconectar al Herbalife, mientras que dos triples del internacional lituano Juskevicius, que tomó el relevo de su compatriota Gecevicius, avisaron de que restaba mucho para certificar el sexto triunfo liguero (60-56, a 1:53).

Tras varias imprecisiones de ambos equipos, los claretianos aprovecharon una antideportiva a Fotu para despegarse en el marcador (66-56), con una agresividad e intensidad en este periodo que no pudo igualar el Tecnyconta Zaragoza.

Sin embargo, no se produjo el golpe definitivo en este momento y hubo que esperar para conocer el desenlace.

Un intratable O’Neale castigó desde el exterior, pero el Zaragoza se situó a nueve con Norel y Fotu sumando en la pintura (69-60, a 8:25).

Una tercera acción de manual de Oliver sobre García despertó al Herbalife del letargo después de anotar seis puntos seguidos (75-62, min. 34).

Casadevall solicitó tiempo muerto y consiguió que Benzing, Norel y Fotu respondieran (75-69, min. 35), aunque malas decisiones de Jelovac condenaron a un cuadro visitante que perdió a Norel por cinco faltas, mientras que O’Neale convirtió de nuevo desde la línea de 6,75 (80-71, a falta de 2:39).

Gecevicius recuperó la inspiración exterior (el Zaragoza era penúltimo en este apartado con un 26, 47 % y firmó un 50 % en la Isla) y estuvo bien secundado por Jelovac para meter el miedo en el fortín grancanario a menos de un minuto y medio (80-76).

El internacional alemán Benzing tuvo la posibilidad de acrecentar el sueño zaragozano de vencer lejos de su pabellón por segunda ocasión en la presente campaña y, de paso, no despedirse la Copa del Rey, pero su triple no entró.

Algo que no hizo McCalebb. El director de juego deslumbró con acciones de vértigo, que prácticamente certificaron el triunfo y refrendaron el gran momento de un jugador que maravilló durante muchos años en la Euroliga. Dirigió y anotó a la perfección ante el Movistar Estudiantes y ante el FC Barcelona Lassa, y volvió a ser decisivo ante el Tecnyconta Zaragoza. Fotu mantuvo la intriga a falta de seis segundos para el final (84-82), pero Kuric puso el definitivo (86-82) en otro paso adelante con destino a Vitoria.

Ficha técnica:

86 - Herbalife Gran Canaria (22+23+21+20): McCalebb (15), Salin (8), Báez (6), Pasecniks (6) y Paulí (5) -equipo inicial-, Hendrix (6), Oliver (8), O'Neale (14), Rabaseda (2) y Kuric (16).

82 - Tecnyconta Zaragoza (17+19+20+26): Bellas (5), Gecevicius (11), Benzing (17), Norel (12) y Fotu (12) -equipo inicial-, Holt (9), Kraljevic (1), Juskevicius (6), S. García (2) y Jelovac (7).

Árbitros: Pérez Pérez, Sánchez Monserrat y Pérez Niz. Señalaron técnica al entrenador visitante, Andreu Casadevall (m. 24), y al jugador local Báez y al visitante Jelovac (a ambos en el m. 28). Eliminaron por cinco faltas personales al visitante Benzing (m. 39).

Incidencias: Encuentro de la 12ª jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 6.312 espectadores. Tres ojeadores de la NBA siguieron las evoluciones del pívot local Pasecniks.