El Gobierno canario patrulla la Isla en busca de ardillas morunas

ETIQUETAS:

Equipos de técnicos del Gobierno de Canarias están patrullando la Isla en busca de ardillas morunas, una especie invasora que ha colonizado Fuerteventura y que ha sido avistada recientemente en Gran Canaria. Las guardias se localizan en los puntos en donde la población refiere que la ha detectado. No ha aparecido ninguna.

Ya estuvieron hace poco y está previsto que regresen a finales de este mes. En esta ocasión se trasladará hasta Gran Canaria un técnico especializado del Gobierno de Canarias en Tenerife. El Cabildo le ofrece alojamiento en sus instalaciones y durante un periodo de 10 días se dedicará a hacer acciones de rastreo y vigilancia de forma aleatoria en los dos puntos donde fue avistada la ardilla moruna en diciembre pasado, en la ingeniense playa del Burrero y en Gáldar. Ya estuvo semanas atrás en una primera incursión, según informó ayer el director insular de Medio Ambiente, Manuel Amador, pero sin que hallara rastro alguno de este roedor de procedencia norteafricana.

Amador informó de que en cuanto la institución grancanaria recibió la alerta de los dos avistamientos, a finales de 2015, activó de forma urgente un dispositivo técnico que se movilizó hasta las zonas de referencia, pero no halló nada. «Luego estuvo varios días más trasladándose hasta los dos puntos a diversas horas y de forma aleatoria, y tampoco hubo suerte». Amador aclara que se trata de un animal muy «huidizo», y añade que, en cualquier caso, tampoco se ha detectado rastro alguno de su presencia, como restos o sobras generadas por sus hábitos alimenticios o, por ejemplo, sus excrementos.

El Cabildo dispone de un protocolo de actuación para que, desde el momento en que se tenga constancia exacta de un hallazgo, se inicien los trámites pertinentes para solicitar autorización de trampeo al Gobierno de Canarias y proceder a su instalación en el punto donde esté establecido el animal. Existe modelos de trampas específicos para evitar capturar otro tipo de especies.

El Ministerio de Medio Ambiente apunta en un informe que ya entre 1996 y 1998 se capturaron 15 individuos en varias localidades de Gran Canaria y en el listado de especies invasoras que maneja el Gobierno canario se constata que llegó a ser introducida y naturalizada varias veces en Gran Canaria, pero que en el momento del informe se descartaba su presencia. Ahora no.