Chequeo al volcán de enmedio

16/03/2015

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) pondrá en marcha este año un nuevo proyecto para localizar y determinar en que fase están los volcanes submarinos de Canarias. La primera campaña oceanográfica arranca el 5 de mayo y se centrará en el volcán de Enmedio, situado entre Gran Canaria y Tenerife y cartografiado por el propio IEO a finales de los años noventa.

El volcán de Enmedio será el primer objetivo del proyecto Vulcana, con el que investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), la Universidad de La Laguna (ULL), el grupo de Química Marina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Tenerife rastrearán durante los próximos tres años los fondos de Canarias en busca de volcanes submarinos. El 5 de mayo arrancará la primera campaña oceanográfica a bordo del buque Ángeles Alvariño, que durante 15 días se situará sobre el promontorio de 400 metros que se alza a más de 3.000 metros de profundidad entre Gran Canaria y Tenerife para escanear todo el volcán y corroborar, por primera vez, si mantiene actividad volcánica.

Vulcana, acrónimo de Vulcanología Submarina de Canarias, pretende obtener datos relativos a parámetros físico-químicos del volcán de Enmedio y de los edificios volcánicos submarinos que se localicen durante las seis campañas previstas. Esos datos se sumarán a los obtenidos en todas las fases del volcán submarino de El Hierro durante las campañas Bimbache y Vulcano, desde 2011 hasta la actualidad, para incorporarlos a "la serie temporal más larga de un evento de este tipo que se ha logrado a nivel mundial", explica Eugenio Fraile, científico titular del Centro Oceanográfico de Canarias, dependiente del IEO, e investigador principal del proyecto.

Fraile está convencido de que del volcán de Enmedio "saldrán resultados muy interesantes" porque "la sismicidad que hay" es una "peculiaridad que hace suponer que sigue emitiendo calor y gases, igual que el volcán submarino de El Hierro". Lo comprobarán con la roseta que envíen, que hará barridas por todo el edificio volcánico a un metro del fondo para determinar si hay fisuras y  por dónde emite calor; en definitiva, explica Fraile, "para poder saber dónde están las anomalías». Además, «ya hay dos volcanes submarinos que se pueden comparar".

Los investigadores llegarán al volcán de Enmedio con el mapa que hizo el buque Hespérides en los años noventa, pero el Ángeles Alvariño también hará batimetrías en continuo de las zonas por donde navegue para localizar nuevos volcanes.