Borrar
Cazadores recupera identidad con su ermita

Cazadores recupera identidad con su ermita

Lunes, 23 de marzo 2015, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

San Francisco de Asís y San Isidro volvieron a casa de un exilio forzoso. Tuvieron que salir de su ermita y emigrar a la iglesia grande de Cazadores por fuerza mayor. La pequeña perdió el techo y luego casi toda se vino abajo. 20 años después, reabrió. Con ella Cazadores recupera identidad.

El mal tiempo, el frío y los avisos de lluvia hicieron temer con que al final no se pudiera celebrar la tantas veces añorada inauguración de las obras de rehabilitación de esta pequeña construcción religiosa de principios del siglo XX, pero la suerte acompañó y no frustró la fiesta que tanto se merecían los vecinos de Cazadores. La alcaldesa, Mari Carmen Castellano, el consejero de Cooperación Institucional del Cabildo, Antonio Hernández Lobo, y el concejal de Obras, Juan Martel, acompañaron a los residentes en el acto, que se aprovechó, además, para descubrir una placa en reconocimiento a Francisco Martel, fallecido en 2011, dirigente vecinal y alcalde pedáneo de Cazadores que se pasó la mitad de su vida luchando por la recuperación de la ermita y que al final se quedó sin verla.

Castellano subrayó su satisfacción por la finalización de las obras, entre otras cosas, porque peligraron más de una vez. Recordó que aunque la primera piedra se colocó en 2009, no ha sido hasta ahora cuando se ha podido dar respuesta a esta histórica reivindicación de Cazadores. Pero, además, tampoco ocultó su alegría porque, de paso, ha podido también dar cumplimiento al que había sido uno de sus compromisos electorales en 2011. "El año pasado inauguramos la ermita de San Antonio, otra de mis propuestas, y ahora reabrimos la de Cazadores, hoy ya no son un compromiso, son una realidad", indicó.

Las obras han sido financiadas por el Cabildo por 205.000 euros y en la práctica abordaron la reconstrucción de la ermita, a la que dotaron de muros de piedra, cubierta de madera con tejas planas, pavimento de piedra, instalación eléctrica y contra incendios y canalizaciones. También se la dotó de un acceso y se reconstruyó la placita delantera.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios