Casa Santa María abre una quesería y una granja digitales

Casa Santa María, en Betancuria, da un nuevo paso en la oferta de tradición y digitalización. Reiner Loos, fotógrafo y propietario, acaba de abrir una granja y una quesería digitales. Cinco pantallas de hasta dos metros de altura invitan a un paseo por la Maxorata interior y ganadera.

Catalina García
CATALINA GARCÍA

Casa Santa María, en Betancuria, añade un nuevo atractivo a su oferta: una granja y una quesería digitales, ambos únicos en Fuerteventura. El artífice del proyecto es Reiner Loos, fotógrafo y empresario turístico.

Loos traslado a los visitantes a una explotación ganadera a través de cinco pantallas, con una medida de hasta dos metros de altura que hacen posible que el espectador «tenga la impresión de mirar dentro de un corral y de vivir lo que allí está pasando». Otra de las proyecciones muestra, a través de una ventana, el paisaje de la Maxorata interior «y su belleza interminable».

Vídeos acerca de la elaboración tradicional del queso de cabra y originales películas de rebaños hacen de la visita a Casa Santa María una experiencia innovadora y pionera en la Isla. El fotógrafo y empresario turístico alemán explica que el origen del nuevo proyecto digital parte del «gran significado que para mí tiene poder mostrar la belleza y tradición de esta isla en un marco histórico como el de Betancuria». Y además enseñarlo «de una forma comprensible e interesante para todo el mundo».

Restaurante y artesanos. Casa Santa María es un complejo situado en pleno casco histórico de la antigua capital de Fuerteventura. Para ello, Loos eligió una casona situada frente a la iglesia de la Concepción que restauró para hacerla visitable desde hace casi dos décadas.

Inicialmente, el proyecto se centró en el restaurante, para ir creciendo paulatinamente en oferta e inmuebles con varias proyecciones digitales y con la presencia de dos artesanos: el tejedor Felipe Marrero y la bordadora Juana María Pena.