Antona, presidente del PP con el 98,6% de los votos

Asier Antona pasó el rodillo y fue proclamado presidente del Partido Popular en Canarias de forma triunfal con los votos del 98,6% de los 595 compromisarios que participaron este viernes en el congreso de los conservadores en Las Palmas de Gran Canaria. El cónclave se clausura este sábado con el nombramiento de la nueva directiva regional.

Los populares cerraron filas ante el candidato único, quien ya había escenificado durante las últimas semanas su control orgánico del partido. Antona se impuso en un ambiente de fiesta para los que le han apoyado, con la presencia de dos de los que han sido sus rivales en la carrera para presidir el partido –Cristina Tavío y Juan José Cardona, que eran compromisarios natos– y con un coro unánime de aplausos para los informes de la actividad política del partido, las ponencias del congreso y, por supuesto, su discurso de candidatura a cabeza de familia del PP.

En ese entorno, y confirmados los nombres de Australia Navarro como secretaria general y Lope Afonso como coordinador autonómico, Antona quiso presentar al Partido Popular canario como un elemento clave en el presente de la política en el Archipiélago. «El PP tiene que coger las riendas de Canarias», indicó el líder palmero, ante el atronador aplauso de la sala.

El renovado presidente del Partido Popular en Canarias no hizo alusiones en su intervención a una relación a corto plazo que cristalice en la entrada de su partido en el Gobierno de Canarias, más bien señaló con el mapa a los comicios autonómicos de dentro de dos años. «Les pido a todos su compromiso de sumar, pero con la humildad de no subirnos a un pedestal. Para no desaprovechar las oportunidades. Para centrarnos en lo importante y ganar las elecciones en 2019», manifestó un Asier Antona que quiso significar que «a veces nos tocará gobernar, otras no. Pero el pulso del partido no se puede perder. No va a ser fácil, pero va a merecer mucho la pena. Les puedo asegurar que quiero ser el presidente para sumar, para ganar y cumplir los sueños de todos los canarios, porque siento que estoy en el partido en el que creo», comentó.

Antona insistió en la receta que a su juicio le convirtió en el presidente del Partido Popular en Canarias.

«Conozco cada rincón de este partido, después de muchos kilómetros recorridos. Y así va a seguir siendo. Veo un PP que se parece cada vez más a Canarias, abierto. Que escucha a los canarios y que les entiende.

Que se expresa con diferentes acentos pero con la fuerza de una sola voz. Un partido abierto al servicio de los afiliados, en que la seña de identidad sea la unidad. Donde todos nos sintamos protagonistas, que conozca las realidades de nuestra sanidad, de nuestro empleo, de nuestra economía. Una Canarias sin complejos ni hipotecas del pasado. Quiero un partido que se rebele contra la complacencia. Siento el partido como un hogar común, en el que todos estemos cómodos».