Las Palmas de Gran Canaria

Anillas antirroedores en 3.000 palmeras de la ciudad

15/12/2016

El Ayuntamiento capitalino ha comenzado a instalar anillas anti trepadoras  en más de 200 palmeras situadas en los parques públicos de la ciudad, para evitar que los roedores accedan a sus cogollos y causen daños que pueden resultar letales para estos ejemplares. La idea es anillar un total de 3.000 en los próximos 6 meses.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria anunció este miércoles que la colocación de estas anillas de acero que pretenden impedir el acceso de ratas y ratones a las palmeras de diferentes parques públicos de la ciudad comenzó a finales del pasado mes de noviembre y que hasta este miércoles ya se habían instalado más de 200 en ejemplares de Phoenix y Washingtonia.

El objetivo del área de Parques y Jardines es colocar un total de 3.000 anillas en otras tantas palmeras en los próximos seis meses.

Estas anillas están hechas de láminas de acero galvanizado que van atornilladas entre ellas para no afectar a los troncos de las palmeras.

Se colocan a una altura aproximada del tronco del árbol de 2,5 metros y su anchura es de 33 centímetros, suficiente para evitar que los roedores trepen hasta el cogollo de la palmera y causar destrozos que pueden acabar con la muerte del vegetal.

«Hemos decidido instalar estas anillas como el método más eficaz que existe para controlar el acceso de los roedores a las copas de las palmeras, porque estos animales suelen trepar por los troncos para comerse el palmito y las támbaras que crecen en ellas», explicó la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Carnaval, Inmaculada Medina, que este miércoles prsención la colocación de algunas de estas láminas en ejemplares del parque Romano.

Además de en este espacio, las 3.000 anillas se van a instalar en palmeras de la Fuente Luminosa, Barranquillo Don Zoilo, Juan XXIII, jardines del Hotel Santa Catalina, parque Doramas, Lomo Los Frailes, La Mayordomía, plaza de Santa Ana, Espíritu Santo, parque de Santa Catalina, Paseo de Chil y Obispo Romo.

El Consistorio señala que la intervención se centra en los parques con dotaciones recreativas infantiles y deportivas, parques de perros y prioridades establecidas por los servicios de salud pública.