Al rescate de las historias legadas por los mayores

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

Cuentos antiguos de Gran Canaria... es un libro escrito a cuatro que recoge el eco de centenares de voces. La canaria María Jesús Alvarado y la leonesa Ana Cristina Herreros han recopilado y seleccionado los relatos que un gran número de niños grancanarios han sonsacado a abuelos y bisabuelos.

Los pastores canarios tenían un gran problema. El cielo estaba muy oscuro y, por las noches, perdían las ovejas. Así que decidieron tirar piedras al cielo. Fueron tantas las pedradas que tiraron, que le hicieron un montón de agujeros por los que salía la luz. Así nacieron las estrellas.

Esta historia, que comparte raíces con un mito africano escuchado en Zaire, es uno de los relatos que Ana Cristina León Herreros y María Jesús Alvarado han rescatado en un singular trabajo de investigación.

Tanto a la experta en tradición oral Ana Cristina Herreros como a la escritora canaria María Jesús Alvarado les parecía importante evitar que las viejas historias transmitidas de padres a hijos se perdieran y se embarcaron en una bonita aventura que cristaliza mañana, a las 20.00 horas, en la Biblioteca Insular, con la presentación del libro Cuentos antiguos de Gran Canaria recogidos por niños.

«Nos planteamos que era importante recuperar la tradición oral de la Isla que se está perdiendo a una velocidad tremenda. Ya los abuelos apenas cuentan cuentos a los nietos. Los niños no tienen tiempo de lectura. Están muy ocupados con las redes sociales y los ordenadores. Lo que ven y lo que escuchan de ficción no son cuentos tradicionales», sostiene la parte canaria de este proyecto.

Pero, en lugar de recuperar los cuentos desde sus fuentes originales, intentaron reactivar la cadena de la narración oral invitando a escolares de los 21 municipios de Gran Canaria a sentarse a hablar con sus abuelos y bisabuelos para que les contaran viejas historias. «Hubiera sido más fácil ir directamente a los mayores», explica Alvarado sobre este proyecto en el que participaron niños de 30 centros educativos.

«Hay una narrativa impresionante y nuestra tarea era que los niños aprendieran a darle valor a eso», comenta Herreros. Este trabajo, realizado entre diciembre de 2013 y junio de 2014 por encargo de la Biblioteca Insular y bajo el auspicio del Pacto por la Escritura y la Lectura de Gran Canaria, ha quedado extractado en las 180 páginas de este libro cuya portada está ilustrada por Nadia Brito. Durante este periodo, Alvarado informaba a los colegios para que participaran en la propuesta y, una vez al mes, Ana Cristina Herreros venía a la Isla a visitar los centros educativos para recoger sus historias y contarles otros cuentos, algunos de ellos procedentes de los pueblos colindantes. «La idea era establecer una cadena generacional y vecinal, de unos municipios con otros», relató la experta en tradición oral.

En su opinion, lo que caracteriza a las historias recopiladas en Gran Canaria es que mantienen «unos motivos folclóricos universales que se repiten en todos los cuentos porque hunden sus raíces en tiempos muy lejanos, en el paleolítico, pero estas historias se mezclan con elementos que tienen sabor local».

Temas

Cuentos