Motociclismo

Abián Santana, subcampeón del europeo

El piloto grancanario Abián Santana (Yamaha R6 Fricar Team) hizo historia ayer al proclamarse subcampeón de la categoría de Superstock600 del FIM CEV Repsol tras las dos pruebas celebradas ayer en el circuito de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo.    

Santana consigue ser subcampeón del campeonato europeo a pesar de la falta de patrocinadores y de contar con la peor montura de su categoría, circunstancia que añade más mérito a lo logrado por el piloto de Ingenio tras una temporada de muchas complicaciones, en la que tuvo que renunciar a varias carreras y en la que se medió a equipos con presupuestos millonarios.

«La sensación es agridulce porque he tenido opciones al título hasta la última carrera. Pero a pesar de que muchas veces estuve delante de mis rivales, que me la jugué en muchas curvas en Cheste, luego en las rectas me pasaban con mucha facilidad porque mi moto era la más lenta en velocidad punta. En la primera carrera de la jornada quedé segundo clasificado y en la segunda tanda quedé cuarto, sin el embrague, por lo que fue imposible conseguir el título. A pesar de todo, este subcampeonato se va para Canarias. Estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido», aseveró ayer Santana desde Valencia, que en las últimas carreras solo ha contado con el apoyo del taller majorero Edu Motos y la Federación Canaria de Motociclismo.

«Ha sido un año muy duro, pero al final he tenido la recompensa con este subcampeonato que dedico a mis padres, Carmelo y Esther, mi novia Esmeralda, y toda la gente que me ha apoyado siempre», manifestó.

Lo dejará sin apoyos. En un mes Abián tendrá que viajar a Barcelona para recibir el reconocimiento en la gala de final de temporada. Luego decidirá su futuro en la competición, puesto que a pesar del éxito logrado su carrera corre peligro por falta de patrocinadores. «Sin ayudas será imposible correr la próxima temporada. Si no tengo patrocinadores me veré en la obligación de dejarlo porque solo tengo el sustento de mi familia», reconoce Santana.