Borrar
Equipo de Camino al Jamonal. C7
Camino al Jamonal sigue su eterno idilio con el éxito: es la mejor tasca de Canarias
Restaurantes

Camino al Jamonal sigue su eterno idilio con el éxito: es la mejor tasca de Canarias

El negocio ubicado en la zona de La Puntilla de la playa de Las Canteras también ha entrado recientemente en la Guía Repsol como uno de sus recomendados

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 12 de marzo 2024, 18:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se hizo justicia poética en el auditorio Adán Martín de Tenerife. La guía Qué Bueno Canarias, que celebró su XII edición de la entrega de premios que reconoce la labor de la hostelería en Canarias, premió como mejor tasca de Canarias a Camino al Jamonal, el más que solvente negocio que ahora regentan los hermanos Alberto y Miguel Herrera. Ambos acudieron a Tenerife acompañados de sus padres, cuya emoción era tan visible como justificada. Los cuatro se miraban orgullosos y felices de los éxitos que siguen cosechando en las últimas semanas, tras ser reconocidos también por la Guía Repsol como uno de los negocios recomendados en Canarias.

No es casual esta serie de éxitos que está experimentando el querido restaurante. Realmente, su éxito es cada vez que abren la puerta y los comensales llenan el local rápidamente, aquellos que han tenido la fortuna de conseguir una mesa. «Es algo que no te esperas, que ves fuera de tu alcance, a pesar de que siempre intentamos hacer las cosas bien. Luchamos todos los días para que nuestros clientes salgan felices, no lo hacemos por los reconocimientos», apunta Miguel Herrera, que reconoce que estos premios «nos hacen muy felices y nos siguen motivando para superarnos a diario».

Miguel y Alberto Herrera, recogiendo el premio en la gala de la Guía Qué Bueno.
Miguel y Alberto Herrera, recogiendo el premio en la gala de la Guía Qué Bueno. C7

Eterna humildad

Lo dice desde la humildad que caracteriza a esta casa y a su sólido equipo, que siguen el camino marcado por Miguel y Maribel, los padres de los hermanos Herrera e impulsores de la excelencia de la que hoy seguimos disfrutando. Da igual lo que pida, el Camino al Jamonal tiene la virtud, casi imposible de conseguir, de garantizar el máximo disfrute con cada plato. Es mucho más que una tasca, un gastrobar o como se le quiera llamar. Es un lugar excepcional que garantiza una experiencia excitante, divertida y de mucha calidad. Desde sus embutidos hasta la preciosa ensalada de tomates con aguacate, pasando por los arroces, la icónica ropa vieja, la singular ensaladilla caramelizada, su oferta de carnes y pescados, la apreciada colección de vinos... y los postres, otra de las señas de identidad.

La familia al completo, en la gala celebrada este lunes.
La familia al completo, en la gala celebrada este lunes. C7

Hace poco llevé a cenar a unos amigos extranjeros que pasaron unos días en Gran Canaria, y no daban crédito de lo que estaban viviendo. Disfruté mucho viendo el placer que sentían con cada plato, asombrados con el ritmo de la sala, con la cantidad de gente pasándolo bien alrededor de la gastronomía. Esa es otra de las grandes virtudes de este lugar, el ambiente festivo que se vive en cada servicio. Viendo a mis amigos (él alemán, ella francesa) en el Camino al Jamonal, volví a recordar mi primera vez allí, el impacto inicial que genera un lugar unánimemente valorado. Claro que es la mejor tasca de Canarias, de esto no creo que haya muchas dudas. Y claro que seguirán llegando premios, reconocimientos, llenos totales, llamadas para conseguir una mesa... el idilio con el éxito es imparable. Pero eso no hará cambiar nada, porque nada en el Jamonal debe cambiar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios