Todos los ganadores del premio cocinero revelación de Madrid Fusión Alimentos de España. / Nacho Gómez / Vídeo: Jorge Sánchez

Madrid Fusión Alimentos de España Homenaje a la madurez del talento joven

El congreso culinario reúne y celebra la trayectoria de los 20 cocineros que lograron el premio revelación

Javier Varela
JAVIER VARELA Madrid

Si algo ha demostrado Madrid Fusión Alimentos de España desde su creación es que es una rampa de lanzamiento perfecta para muchos de los cocineros que nos hacen disfrutar en la actualidad. Desde 2003 que inaugurara el palmarés Carmelo Bosque (Taberna Lillas Pastia, Huesca), una veintena de cocineros ha logrado el cotizado galardón que ha disparado sus carreras. «Se trata de un premio al talento joven y emergente de la cocina española que se ha hecho desde la primera edición y que luego ha permitido que muchos de ellos hayan recibido estrellas Michelin y reconocimientos internacionales», confesaba con orgullo José Carlos Capel, presidente de Madrid Fusión Alimentos de España.

Nombres como el de Ricard Camarena, Rodrigo de la Calle, Javier Sanz, Juan Sahuquillo o el ganador del pasado año Pedro Aguilera se han reunido junto al resto de ganadores de este premio para homenajear a esos nuevos talentos tan necesarios en la cocina y que mantienen en constante crecimiento a la gastronomía española. «Viendo el plantel de cocineros que han recibido este premio hay poco que decir porque todos son cocineros que ya en su momento hacían cosas increíbles y que en todos estos años han seguido haciéndolo», reconocía Dabiz Muñoz. Todos ellos han valorado la importancia de este premio a cocinero revelación porque «es cuando estás empezando y es un empuje importante y una ventana que se abre para que la gente sepa lo que haces y vaya a tu restaurante», añadía el mejor cocinero del mundo.«Me sigo sintiendo muy orgulloso de que en 2008 me dieran el premio y más después de ver la gente que lo recibió antes y después que nosotros», finalizó el cocinero de Diverxo.

Otro de los cocineros que no quiso perderse este homenaje fue Rodrigo de la Calle, ganador en 2009, y que quiso poner en valor la importancia de un galardón que es fiel a la cita de Madrid Fusión Alimentos de España. «Conseguirlo fue algo maravilloso y siempre lo recordaré porque monté mi restaurante muy joven y casi lo cierro. Si no me hubieran dado este premio lo hubiera tenido que cerrar», contaba con nostalgia antes de añadir que «fue el primer año que gané dinero dando comida». El chef madrileño quiso destacar también a «otros grandes cocineros que no lo ganaron» porque este galardón nos permite «ponernos en el foco y contar nuestro trabajo», antes de terminar con un reto a la organización: «Ne gustaría poder presentarme todos los años a este premio».

Ricard Camarena fue uno de los primeros que lo consiguió (2006) y lo recuerda con mucho cariño porque significó «un punto de inflexión que nos cambió la vida. Esto es como si tus padres te dan la herencia cuando te hace falta no con 60 años». Para el chef valenciano, este premio a los jóvenes talentos de la cocina supone «un impulso cuando estás empezando y te permite ponerte en el mapa de la gastronomía española y mundial». «Además», añadió, «miro y he trabajado con cuatro de ellos y es gratificante y orgulloso que gente con la que has compartido cocina hayan sabido crear su propio camino».

También quiso tomar la palabra Camila Ferraro, la única mujer que ha ganado este premio (2020) en todos sus años de existencia. «Gané el trágico año de la pandemia y para mí fue un orgullo que después de estar 10 años fuera de mi ciudad formándome pudiera volver a mi casa y recibir este empujón», confesaba con orgullo. «A nosotros nos cambió el rumbo inicial del que partimos con el restaurante y cuando me lo dieron no me lo podía creer porque era entrar en un elenco de cocineros impresionante». «Esperemos que haya otra mujer en las próximas ediciones», finalizó a modo de reivindicación.