Borrar
Urgente Retenciones tras un accidente en la rotonda del Julio Luengo
Donald Trump ofrece un mitin en Rome, Georgia.

Ver fotos

Donald Trump ofrece un mitin en Rome, Georgia. REUTERS

De estrella de la televisión a la Casa Blanca

Donald Trump, con una fortuna de 3.000 millones de dólares, apareció en programas y reallity shows durante tres décadas antes de dar el salto a la política

OLATZ HERNÁndez

Lunes, 2 de noviembre 2020, 23:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Yo no soy un político», repitió Donald Trump durante la campaña electoral de 2016 que lo enfrentó a Hillary Clinton. La candidata demócrata representaba entonces el «stablishment», la clase política «corrupta» que el magnate quería derribar. Ahora, tras cuatro años sentado en el despacho más poderoso del mundo y con un mandato anunciado a golpe de 'tweet', el candidato republicano ha demostrado que, efectivamente, no es un político.

Antes de convertirse en presidente de Estados Unidos, Trump era toda una celebridad. Durante tres décadas, el magnate inmobiliario se coló en las televisiones de todos los hogares del país con su participación en programas y reallity shows en los que hacía gala de su carácter arrogante e histriónico. Hasta apareció en la película 'Solo en casa 2'.

Nacido en 1946, se crió en el distrito neoyorquino de Queens. Hijo de inmigrantes escoceses y alemanes, se graduó en Economía en la Universidad de Pensilvania y se embarcó en diferentes proyectos inmobiliarios de la mano de su padre, un empresario de éxito. Su primer gran proyecto fue la transformación del hotel Commodores de Nueva York y después comenzó a coleccionar hoteles y casinos. En la década de los ochenta ya era rico. Años después compraría acciones de la Organización Miss Universo y terminaría la Torre Trump, un símbolo de su éxito y también de su personalidad derrochadora y desmedida.

Noticia Relacionada

En lo personal, el clan Trump no tiene nada que envidiar al de las Kardashians. De su primer matrimonio con Ivana Zelnícková nacieron sus hijos Donald Jr., Ivanka y Eric. El magnate ha estado casado en tres ocasiones, la última con su actual mujer y primera dama, la exmodelo eslovena Melania Knauss.

Ambición frustrada

Tras haber amasado una fortuna de tres mil millones de dólares, aún le quedaba una ambición frustrada: la de llegar a ser presidente del país. En el año 2000 buscó la nominación con el Partido Reformista y consideró presentarse a las primarias republicanas de 2012. Cuatro años más tarde llegaría su momento. Con una campaña mediática sin precedentes y llena de polémicas, Trump venció a Hillary Clinton y se convirtió en el 45º presidente de los EE UU.

Durante su presidencia, Trump ha impulsado políticas económicas proteccionistas, con aranceles a productos extranjeros, especialmente a los mexicanos y los chinos, provocando una guerra comercial abierta con el gigante asiático. Negacionista convencido del cambio climático, anunció la retirada de EE UU del Acuerdo de París. Su política migratoria se ha caracterizado por blindar las fronteras norteamericanas, aunque no ha llegado a cumplir su promesa de construir el muro de separación con México.

Noticia Relacionada

En política exterior, Trump mejoró las relaciones con Rusia y Corea del Norte e incendió el conflicto árabe-israelí al trasladar la embajada de EEUU en Israel a Jerusalén. Encargó a su yerno, Jared Kushner, la elaboración de un plan de paz para el conflicto entre Israel y Palestina, lo que le valió duras críticas. También nombró asesora de presidencia a su hija Ivanka Trump, a la que instruye para que se convierta en la primera presidenta del país.

Sus constantes salidas de tono no han influido en la percepción de su electorado. Sí lo han hecho, en cambio, los escándalos fiscales –en los que se le acusa de evadir impuestos– y la mala gestión de la pandemia del coronavirus. Dos frentes que le han pasado factura y que se suman al de las protestas raciales del 'Black Lives Matter', que se extienden por todo el país. En la recta final de las elecciones, las encuestas lo sitúan por detrás de su rival, Joe Biden. Con todo, Trump confía en que las tornas giren en la noche electoral, como ya hicieron en 2016 y den la victoria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios