Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 20 de junio
El movimiento a favor de la justicia, que incluye a los grupos antirracistas, ha influido para la destitución de varios sheriffs en plebiscitos montados alrededor de los comicios presidenciales. AFP
Del despido del sheriff a la legalización de la 'maría'

Del despido del sheriff a la legalización de la 'maría'

Las elecciones han dado cobijo también a distintos plebiscitos: Georgia cesó a una fiscal, Oregón votó a favor de las drogas y 14 mandos policiales han sido fulminados

caroline conejero

Nueva York

Sábado, 7 de noviembre 2020, 22:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mientras la prolongada conclusión de la contienda electoral entre el demócrata Joe Biden y Donald Trump ha capturado la atención del mundo, otros aspectos no menos notables de la realidad sociopolítica de Estados Unidos han tenido lugar en estas excepcionales elecciones. Si la anticipada avalancha azul de los demócratas está aun por revelarse en toda su amplitud, los comicios del martes han marcado ya varios hitos de histórica consideración.

De hecho, el presidente electo, Joe Biden, ha conseguido hasta ahora -con el escrutinio total sin terminar- un récord de votos que supera incluso a Barack Obama. El exmandatario sostenía hasta ahora el listón más alto, verdaderamente histórico, de voto popular entre los demócratas. También es cierto que Donald Trump se ha hecho en esta cita con las urnas con unos cinco millones más de papeletas respecto a la anterior de 2016, de modo que ha sido el republicano más votado en la historia de este partido. Un hecho que su hija Ivanka ha recordado al advertir a los líderes conservadores que distanciarse ahora del magnate puede pasarles factura entre los seguidores republicanos.

Por otra parte, Biden ha recuperado Michigan, Wisconsin y Arizona para los demócratas, y según señaló en su discurso el viernes por la noche, todo indica que está en el camino de conseguir entre 290 y 300 votos electorales. Si el rasgo mas importante de sus votantes ha sido la diversidad, tanto racial y de género como política y socioeconómica, el electorado de Trump lo compone en su mayoría la población blanca que en estas elecciones ha incrementado su participación todavía más con el fin de lograr reelegir al presidente.

FLORIDA:

  • 15 dólares a la hora es el nuevo salario mínimo que los habitantes de Florida han decidido refrendar en los comicios del pasado martes. En este Estado no sólo se votó a Trump, sino también por un aumento de la retribución mínima, ahora fijada en 8,56 dolares/hora.

Hombres y mujeres blancos, con educación superior o no, y a través de todos los niveles de ingreso conforman la esencia de su poder en las urnas. Según las encuestas, se estima que el 52% de las mujeres caucásicas y el 63% de los hombres se decantaron por el todavía inquilino del Despacho Oval.

A diferencia de lo que sucede con unos comicios a la europea, los norteamericanos han dejado sentir su voz también en muchos otros temas a plebiscito en estas elecciones. Lo hacen a través de propuestas legislativas independientes que se presentan a votación directa del electorado. Una vez elegidas, se convierten en leyes con el mismo peso que las que salen de las legislaturas.

Para empezar, Nuevo México se ha convertido en el primer Estado en elegir a una delegación entera de mujeres de color en la Cámara de Representantes. El equipo incluirá a dos demócratas, Deb Haaland, miembro de la Nación Laguna Pueblo, y Teresa Leger Fernández. El tercer miembro de la delegación es la republicana Yvette Herrell, que es cherokee y le arrebató el escaño a la demócrata Xóchitl Torres Small.

La próxima 117º legislatura del Congreso contará con el número récord de mujeres nativas americanas en la historia tras las victorias de Herrell y Haaland, así como las de Sharice Davids, miembro de la Nación Ho-Chunk que representa al Estado de Kansas.

La influencia de la polarización

La enfermera y activista del movimiento Black Lives Matter, Cori Bush, se convertirá en la primera mujer negra elegida al Congreso en Missouri, y Sarah McBride de Delaware será la primera senadora estatal abiertamente transgénero en la historia de Estados Unidos. También dos nuevos congresistas, Ritchie Torres y Mondaire Jones, serán los primeros miembros afroamericanos del Congreso abiertamente homosexuales.

En otro aspecto destacable, los electores aprovecharon su voto el pasado martes para manifestar su descontento con la actuación de ciertos cargos públicos, ya que también se eligen a fiscales de distrito, sheriffs y otros cargos que tienen una enorme influencia en la aplicación de la ley local. Una vez elegidos, son puestos que raramente cambian, pero en esta ocasión un buen número de ellos ha sido destituido, lo que quizá sea una consecuencia de la mayor polarización de la sociedad. De hecho, aparte de su influencia en el duelo Biden-Trump, el activismo a favor de la justicia penal, incluido el movimiento antirracial Black Lives Matter, logró movilizar a muchas comunidades para castigar o refrendar con su voto a las autoridades locales.

En Georgia, por ejemplo, el electorado destituyó en estas elecciones a la fiscal que trató de bloquear el procedimiento criminal contra los acusados de la muerte de Ahmaud Arbery, el afroamericano de 25 años asesinado en febrero mientras corría en su barrio. Arbery fue perseguido por un padre y su hijo blancos, que previamente se habían armado y le acusaron falsamente de ladrón. La representante del Ministerio Público, Jackie Johnson, se negó a permitir el arresto de los dos hombres por parte de la Policía que acudió al lugar del asesinato. Luego, se tomó dos meses para imputar a los acusados con cargos de homicidio.

En la misma línea, los votantes de Carolina del Sur provocaron también el cese fulminante de nada menos que catorce sheriffs tras las cruciales investigaciones periodísticas locales de medios como el 'Post' y el 'Courier', que descubrieron una trama de violaciones éticas y de actividad ilegal en el ámbito policial. Las revelaciones periodísticas se tradujeron durante los últimos meses en una indagación judical que culminó con la presentación de cargos criminales contra los citados mandos.

En otra interesante consecuencia, los resultados electorales del martes han dado a las drogas ganadoras en varios estados tras las votaciones mayoritarias que ratificaron los esfuerzos para despenalizar o legalizar algunas sustancias estupefacientes. En el país que cuenta con algunas de las leyes antidroga más estrictas y duras del mundo -incluida la Ley Rockefeller en el Estado de Nueva York, que ha castigado desproporcionadamente a toda una generación de afroamericanos-, cuatro estados votaron a favor de la legalización del cannabis recreativo, y otros dos se decantaron por la legalización de su uso médico.

'Sí' a la cocaína

En un paso más radical, Oregón votó por la despenalización de las drogas duras como la cocaína, heroína, oxicodona y meta-anfetamina, y legalizó, los hongos psicodélicos. Con esta propuesta, sus impulsores esperan lograr una reducción de las muertes por sobredosis, así como un impacto en la reducción de las evidentes disparidades raciales que suelen registrarse en las sentencias y los arrestos por narcotráfico. Algunas estadísticas apuntan a que, frente a la permisividad con la comunidad blanca, tres de cada cuatro afroamericanos tienen muchas posibilidades de tropezar con la ley a lo largo de su vida, sobre todo por pequeños delitos (fundados o no) relacionados con los estupefacientes.

En una victoria destacable, el salario mínimo recibió un espaldarazo en el Estado de Florida, donde los electores apoyaron: mayoritariamente una medida electoral para incrementarlo gradualmente en un plazo de 6 años: la propuesta contempla pagar 15 dólares la hora frente a los 8,56 actuales. Los trabajadores verán el primer aumento -10 dólares- el próximo septiembre. Un estudio publicado el año pasado por la Universidad de Berkeley reveló que un salario mínimo de 15 dólares por hora ayuda a reducir la pobreza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios