Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
Zona de viviendas en Las Palmas de Gran Canaria. Arcadio Suárez
El precio de la vivienda sube en las islas el triple que en el Estado a la espera de medidas de control

El precio de la vivienda sube en las islas el triple que en el Estado a la espera de medidas de control

Las zonas turísticas se desmarcan con una dinámica diferente al resto del país con un aumento de precios del 1% en tasa mensual

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 7 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mientras que los precios de la vivienda comienzan a estabilizarse en el conjunto del país, el coste de una casa siguió incrementándose durante el pasado abril en Canarias y en otras zonas de costa del territorio nacional debido principalmente a la demanda de inversión y los compradores de segunda residencia. Respecto al mismo mes del año pasado, el coste de comprar una vivienda en las islas subió en un 9%, casi el triple que a nivel general (3,2%) y 7 puntos más de lo que lo hizo en capitales y grandes ciudades.

Este dato no resulta tan sorprendente teniendo en cuenta que actualmente en Canarias se levantan 3.000 viviendas anuales, por las 10.000 que harían falta para enfrentar con garantías los problemas estructurales de las islas.

Entre las medidas de control para solucionar la emergencia habitacional de Canarias se encuentra el decreto ley de medidas urgentes impulsado por la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias, el anteproyecto de ley del área de Turismo que pretende regular la situación del alquiler vacacional y la restricción de compra de inmuebles por parte de los residentes extranjeros, todavía pendiente de aprobación.

En fase interanual, los precios en la Costa Mediterránea también sufrieron un aumento exponencial (6,8%). Algo más modesto fue en el caso de las áreas metropolitanas y los municipios de interior con un 3,1% y 2% respectivamente, acorde con la tendencia a la moderación que muestran esta serie de precios desde la segunda mitad de 2022.

De acuerdo con la estadística mensual Tinsa IMIE General y Grandes Mercados del mes de abril, que analiza la evolución de la vivienda nueva y usada en los cinco grandes grupos de mercado: capitales, Costa Mediterránea, islas, áreas metropolitanas y resto de municipios, se puede apreciar un aumento de los colectivos de islas  (entre el que figura Canarias) y Costa Mediterránea aumentando un 1,1% en abril respecto a marzo, desmarcándose así de la dinámica más normalizada en el resto del país, donde el aumento fue de tan solo una décima.

Canarias y Baleares son las dos regiones del país cuyos precios siguen en cotas similares a las de la crisis de 2007-2008

El estudio recoge que el mercado residencial está consolidando la tendencia de estabilización de los precios iniciada a mediados de 2022 aunque con claras excepciones en las zonas con mayor actividad turística, destacando Canarias y Baleares. «En abril los precios residenciales han vuelto a confirmar el patrón de estabilización en polos de empleo, áreas metropolitanas y municipios de interior, mientras que las zonas con mayor componente turístico han reflejado un nuevo impulso», explicó Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa.

A su vez, subrayó que esta mitigación de los precios en los polos de empleo y las áreas metropolitanas evidencia la dificultad de acceso a la vivienda por parte de la demanda local. «Aun así, la concentración de la demanda en estas zonas combinada con la escasez de oferta a corto plazo contribuye a sostener los precios. Por su parte, las zonas turísticas acusan el tensionamiento de los precios que añaden la demanda de inversión y los compradores de segunda residencia», explicó.

Canarias, en niveles de la crisis

La vivienda nueva y usada en España se ha revalorizado un 39,1% desde el mínimo registrado tras la crisis inmobiliaria y es actualmente un 18,2 % más barata que en diciembre de 2007, cuando alcanzó su máximo en el ciclo expansivo anterior.

Sin embargo, Canarias y Baleares son dos mercados en los que el índice de precios se sigue aproximando a las cotas alcanzadas durante el periodo de crisis de 2007-2008, con una caída acumulada de tan solo el 0,6%. En el extremo opuesto se encuentran las capitales y grandes ciudades la diferencia es de un 14,4%, los mercados de interior del resto de municipios con un descenso del 27,6% y un 26,4% en la Costa Mediterránea.

En cuanto al precio actual comparado con el mínimo histórico, los dos territorios insulares también ocupan la primera posición con el mayor crecimiento con un 46,4% de aumento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios