La brecha del precio entre el vendedor y el comprador de un piso supera el 50%

18/02/2019

Canarias y Madrid son las regiones donde los propietarios piden por una vivienda más de lo que los clientes están dispuestos a pagar. En las islas se superan los 51.500 euros de media de diferencia.

La fuerte subida que ha experimentado el precio de la vivienda en Canarias en los últimos años (solo en 2018 repuntó más de un 12%) unido a que los presupuestos familiares se han mantenido en niveles similares o incluso han empeorado ha provocado una elevada distorsión en el archipiélago entre lo que pide el vendedor y lo que el comprador está dispuesto a pagar. De hecho, Canarias es la segunda región, tras Madrid, en donde la diferencia es más cuantiosa. Alcanza el 53%; en Madrid es de un 54% y en tercer lugar, se sitúa Baleares, con un 49%, según el informe Análisis de oferta y demanda 2018 de pisos.com. La media nacional está en el 37%, con solo dos regiones, País Vasco y Navarra, donde los compradores están dispuestos a pagar más de lo que se pide por una vivienda.

En datos absolutos, la diferencia entre el precio que piden los vendedores y los compradores canarios ronda los 51.500 euros. La brecha ha crecido en un solo año en 10.000 euros. En el año 2013, el peor de la crisis y cuando hubo mayor tasa de desempleo en las islas, fue cuando hubo un mayor ajuste entre el comprador y el vendedor, con una diferencia de solo el 13%, en 10.400 euros.

Según este informe, el precio medio de la vivienda en venta es en las islas de 149.040 euros mientras que los clientes están dispuestos a abonar 97.500 euros.

Por provincias, la brecha es algo mayor en la de Santa Cruz de Tenerife -del 52,5%- que en la de Las Palmas, donde los propietarios piden de media 144.160 euros frente a los 97.500 que la demanda puede pagar.

La capital grancanaria

Por capitales de provincia, no tiene nada que ver la situación de Las Palmas de Gran Canaria con la de Santa Cruz de Tenerife. En esta última la diferencia de los precios es tan solo del 22% (118.907 euros se piden de media frente a los 97.500 dispuestos a pagar) frente al 60% de brecha. Los vendedores piden por sus viviendas 154.405 euros cuando los compradores solo pagan 97.500.

Desde pisos.com se advierte que estas diferencias tan abultadas «deberían ser un toque de atención para los vendedores» para revisar a la baja sus precios. «El comprador retrasará su decisión hasta que no cuente con el ahorro necesario para cubrir la parque que no le financia el banco o hasta que los precios de venta no se ajusten a su realidad económica», recoge el informe.

Por lo que respecta al alquiler, la brecha en Canarias no es muy acusada. A nivel regional, se pide de media por una vivienda 656 euros y se está dispuesto a pagar 550 euros. Las mayores diferencias están en Madrid y Cataluña, donde rozan los 400 euros. Por provincias, en Las Palmas la brecha es de un 38% (212 euros) frente al 8% de Santa Cruz de Tenerife (46 euros).