El precio del alquiler comienza a tocar techo en el archipiélago

02/09/2018

Las fuertes subidas de los últimos años empiezan a contenerse en las islas ante una demanda que no puede hacer frente a las cantidades que se piden. El fenómeno aún no es generalizado pero en algunas zonas del archipiélago ya se han abaratado ligeramente los arrendamientos.

Silvia Fernández / Las palmas de gran canaria

Cientos de canarios siguen buscando desesperadamente casa para alquilar en el archipiélago, tal y como sucedía hace unos meses, pero ahora muchos de ellos no están dispuestos a pagar los elevados precios que piden los propietarios y que se han alcanzado, entre otras cosas, por el recorte que ha sufrido la oferta de residencial de la mano del alquiler vacacional.

Es por esta razón que los precios comienzan a tocar techo en las islas. Tras el fuerte crecimiento de los últimos ejercicios, solo en este año han subido en Canarias un 17%, la evolución de los precios «se está aplanando» y pierde intensidad. El fenómeno detecta no solo en las islas sino también en ciudades como Madrid y Barcelona, donde incluso en algunas zonas los precios ya han empezado a bajar.

En Canarias aún no se ha producido de forma generalizada ese fenómeno aunque hay áreas, como Santa Cruz de Tenerife capital, donde el precio de alquiler ya ha bajado de forma tímida en el último trimestre, según los datos del portal inmobiliario Idealista.

«Ha llegado el momento en el que el inquilino no está dispuesto a dar lo que le pide el propietario», aseguran fuentes de este portal. Según indican, el hecho de que el mercado del alquiler esté dominado por particulares hace que se animen de forma rápida a subir los precios; pero de igual modo, en cuanto ven que no se alquila lo bajan.

El agente de Venportucasa Inmobiliaria y miembro de la asociación de profesionales inmobiliarios Club Noteges, José Saavedra, coincide con el portal inmobiliario. «Empieza a costar alquilar viviendas que antes se arrendaban sobre la marcha», indica.

Pone el ejemplo de una vivienda próxima a Las Canteras. Se trata de un pequeño estudio con un solo dormitorio y un salón-comedor que en marzo se alquiló por 650 euros rápidamente. Ahora mismo tiene un piso similar en tamaño, distribución y ubicación y al mismo precio y aunque lleva un mes en alquiler, ninguno de los interesados ha decidido arrendarlo. «Es posible que hay que retocar a la baja el precio», manifiesta Saavedra.

En su opinión la razón de este nuevo escenario es que los altos precios están frenando la demanda. La gente no puede afrontarlos. «Personas que cobran 1.000-1.200 euros no pueden pagar alquileres de 650-700 euros», señala. «La explicación no puede ser que la oferta haya absorbido la demanda porque todos los días sigue llegando gente que busca piso deseperadamente y no encuentra», apunta.

El agente de HZ Principal, Eladio Santana, coincide: «Los alquileres están bajando algo y aún lo harán más», indica.

El precio de los alquileres se encuentra actualmente en Canarias en precios máximos, muy por encima de los que existían en plena burbuja inmobiliaria. De hecho, son Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife las ciudades españolas con mayor aumento de los alquileres desde 2007 de todo el Estado. En la capital grancanaria han subido en diez años un 31% mientras que en Santa Cruz de Tenerife, el aumento ha sido del 24%.

Según el Idealista, el precio del metro cuadrado en Canarias está a diez euros. En la capital grancanaria se eleva a 11,4 euros y a 8,3 en Santa Cruz de Tenerife. Arrendar una vivienda de 60 metros sale de media en Las Palmas de Gran Canaria por casi 700 euros.