Instalaciones del gasoducto Nord Stream 1. / REuters

Bruselas propondrá un ahorro obligatorio de electricidad en horas punta

Los países volverán a reunirse de forma extraordinaria el próximo 30 de septiembre para adoptar medidas que frenen el precio del gas

OLATZ HERNÁNDEZ

Los Veintisiete volverán a reunirse el próximo 30 de septiembre para seguir discutiendo formas para limitar el precio del gas. Así lo ha anunciado este martes el ministro de Industria de la República Checa, Jozef Síkela, quien ha asegurado que los Estados miembro «están comprometidos» para lograr una solución común sobre los desorbitados costes de la energía.

La UE trabaja desde el verano para diseñar unos mecanismos que reduzcan la presión sobre la economía europea. Se espera que este miércoles la Comisión Europea presente unas medidas de emergencia que ayuden a aliviar la situación. Esos mecanismos, según han señalado fuentes europeas, podrían adoptarse inmediatamente y en cuestión de días y, entre ellas, podrían encontrarse el ahorro del consumo de electricidad de los estados miembro en las horas punta, el límite al beneficio de las tecnologías inframarginales (las renovables y la nuclear) y una «tasa de solidaridad» a las empresas energéticas para proteger a los consumidores más vulnerables.

Los ministros de Energía de los Veintisiete ya se reunieron el pasado viernes para definir el paquete de mecanismos que ahora perfila Bruselas. Durante ese debate, los países europeos se mostraron bastante conformes en casi todos los puntos, menos en el de imponer un tope de precio al gas ruso o a todo el gas importado a la UE. La iniciativa para limitar el coste del gas importado desde Moscú cuenta con las reticencias de Hungría y países como Alemania, que temen que ponga en peligro la seguridad energética del continente. Noruega, ahora principal suministrador de gas a Europa, ha mostrado su rechazo a topar el precio de todo el gas que llega al territorio.

La falta de apoyo total a esta última medida hace temer que vaya a quedarse fuera de los mecanismos de emergencia de Bruselas y podría acabar discutiéndose en el Consejo extraordinario del día 30. «Debemos seguir trabajando para limitar el precio del gas y garantizar la seguridad del suministro energético», aseguró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la pasada semana.