Turistas la semana pasada en Costa Teguise, en Lanzarote. Son muy pocos los visitantes que viajan a Canarias. / CARRASCO

Los turoperadores hacen piña y avisan de que solo con test de antígenos se podrá activar el turismo

Apollo, Ving, TUI y FTI, entre otros, avisan al Gobierno de Canarias que si solo se valida la PCR no habrá temporada de invierno en las islas

SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria.

Los distintos turoperadores que operan en Canarias y mueven turistas desde Escandinavia, Reino Unido, Alemania, Holanda e Irlanda han advertido al Gobierno de Canarias que si no se admiten los test de antígenos además de las PCR como prueba diagnóstica de la Covid-19 será imposible reactivar el turismo en las islas.

Ving y Apollo, en los países escandinavos;, TUI en Holanda, Belgica, Luxemburgo, Reino Unido y Alemania (como dejó el lunes claro su CEO, Sebastian Ebel); FTI en Alemania y Jet2 en el Reino Unido, entre otros, han dejado claro al Ejecutivo regional que si España no admite los test de antígenos para entrar en el país no podrán mover el volumen de turistas que prevén para este invierno y a partir de diciembre, cuando se prevé que se flexibilicen las restricciones. «Hay mucho en juego y todo depende de esa carta», indican fuentes cercanas,

A LA ESPERA DE DEMANDA

  • Easyjet EasyJet anunció ayer que no espera operar más del 20% de la capacidad planificada en el primer trimestre de 2021

  • Flexibilidad Se enfocará en los vuelos que generen liquidez en invierno, con flexibilidad a la espera de demanda.

  • Restricciones Asegura que la «demanda subyacente es fuerte» pero que las restricciones impiden los movimientos.

  • Posición Afirma que goza de «una posición sólida para ser líder en la recuperación de la industria aérea europea».

Según han expresado los turoperadores, aceptar estos test rápidos puede conllevar que Canarias reciba este invierno el 75% de los turistas de la temporada de 2019; en caso contrario, se quedará con apenas un 20% y con ello, la práctica totalidad de los hoteles isleños cerrados, miles de canarios en ERTE y multitud de negocios y actividades a medio gas cuando no en quiebra.

El turoperador nórdico Apollo ha comunicado que tiene actualmente paradas las ventas para las islas desde el 23 de noviembre, cuando empieza a aplicarse la obligación de las PCR para entrar en España y además ha sufrido numerosas reclamaciones de clientes que ya tenían sus billetes para las islas con posterioridad a esa fecha y tienen que hacerse una PCR. Esta prueba escasea en los principales mercados emisores de turistas de Europa, donde su uso se concentra en centros sanitarios para personas infectadas o enfermas además su precio es elevado y oscila entre los 150 y los 200 euros. «Por logística y por coste las PCR son imposibles», han apuntado los turoperadores. Según han llegado a indicar, o se aceptan los test de antígenos, algunos incluso están dispuestos a asumir su coste, «o no habrá temporada de invierno en Canarias», señalan estas fuentes.

Los grandes operadores de la industria turística aseguran que la demanda está viva y que en los países emisores hay «ganas de salir» a Canarias, que se concibe como el «único destino seguro» en este momento. Las expectativas, sin embargo, se pueden ir al traste según han comunicado los turoperadores si España no valida los test de antígenos como prueba diagnóstica además de la PCR, como sí ha hecho Canarias.

Los mayoristas turísticos de Irlanda, país que tiene previsto salir del confinamiento en este mes, ya están empezando a preparar la operativa para Lanzarote, que es su principal destino en Canarias pero todo lo condicionan a los test de antígenos.

Países como Grecia, Italia y Portugal apuestan también por los test de antígenos como prueba fiable, más accesible y menor coste para detectar la Covid. Los movimientos de distintos países a favor de esta prueba diagnóstica hace prever que podría ser aceptada a nivel europeo en los próximos días.

El turoperador TUI cuenta con una prueba de antígenos llamada Clarity y que ya fue utilizada el pasado fin de semana con los turistas que llegaron a las islas muy rápida y sencilla de hacer. El turoperador la remite al domicilio del turista y en conexión por videoconfencia con un médico y previa demostración del pasaporte, el mismo pasajero se realiza la prueba y el resultado lo valida el sanitario vía telemática.