Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de julio
Desde hoy los viajeros que lleguen al Reino Unido deberán presentar una PCR a la llegada y hacerse otra a las 48 horas. Se suceden las cancelaciones. Carrasco
El Reino Unido introduce hoy nuevas medidas y estrangula al sector turístico

El Reino Unido introduce hoy nuevas medidas y estrangula al sector turístico

A partir de hoy, los viajeros británicos deben hacerse dos PCR aunque estén vacunados, una en origen, al salir, y otra al llegar, además de aislarse. El sector sufre una «cascada de cancelaciones»

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 7 de diciembre 2021, 09:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El sector turístico de Canarias está sufriendo una auténtica «cascada de cancelaciones» de turistas británicos que, ante las restricciones impuestas por el Gobierno británico y el español, no tienen más remedio que anular sus vacaciones.

Desde el martes pasado y por imposición del Gobierno británico, todos los viajeros que entren en el país están obligados a hacerse una PCR en un plazo de 48 horas desde la llegada y estar en aislamiento hasta tener el resultado. A partir de hoy, la situación se complica y además de esa PCR a la llegada, los viajeros que vayan a ir al Reino Unido deben hacerse una PCR o test de antígenos en un plazo de 48 horas antes del viaje. Estas exigencias que afectan también a los que estén vacunados, o sea las dos PCR, suponen un sobrecoste a los turistas británicos difícil de asumir, por lo que están cancelando vacaciones en las islas de forma masiva. Más de 1.000 euros puede tener que pagar una familia británica de cuatro miembros que viaje a las islas de vacaciones a la hora de regresar a su país.

El Gobierno de España tampoco se lo ha puesto fácil a los británicos. Desde el miércoles pasado les obliga a tener la doble pauta de vacunación para entrar en el país y con ello, a Canarias. La medida se exige también para los niños de más de 12 años, que en su mayoría no han recibido las dos dosis de la vacuna, con lo que haya muchas familias que están anulando viajes ante la imposibilidad de poder cumplir con el requisito. La mayoría de las personas de esa edad no han recibido aún la segunda dosis pero no porque no quieran sino por los tiempos de vacunación.

El sector turístico de Canarias asiste con preocupación a este nuevo escenario, que se lleva por delante las buenas perspectivas del sector para la temporada alta de invierno. Estas medidas golpean a uno de sus principales mercados: solo en octubre llegaron a las islas 325.796 británicos, lo que supone el 33% de los 994.249 del total de viajeros internacionales que recibió Canarias, según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las islas de Lanzarote y Tenerife, con mayor dependencia del turismo británico, son las que asisten más impotentes a la «cascada de cancelaciones».

El vocal de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) y director general de la cadena Be Cordial & Resorts, Nicolás Villalobos, considera «draconianas» estas medidas que «ponen muy difícil a los británicos» el viajar. En su opinión, estas restricciones van en contra de las recomendaciones de organismos como la Organización Mundial de Turismo (OMT), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comisión Europea, que respaldan el certificado covid y el tener la doble pauta de vacunación como el requisito fundamental para viajar. En opinión de Villalobos, es necesario cambiar el sistema y hay que dejar de hablar de número de contagios e infectados para centrarse en los casos de requiere de hospitalización. «Se está generando una alarma con el aumento de casos. Hay que tener en cuenta otros parámetros a la hora de tomar las medidas», indica Villalobos.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), José María Mañaricua, señala que es difícil dar cifras de cancelaciones porque se están produciendo con muy poco margen de tiempo. «Los turistas están cancelando a última hora. Esperan hasta casi el final por si cambia la situación ya que no pierden el dinero», indica Mañaricua. Según explica, ahora se están cancelando los viajes de la primera quincena de diciembre. A mediados de mes llegarán las de Navidad. «Se desvanecen las previsiones tan buenas que había para el invierno», advierte.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios