Es tiempo de descansar y volver a conectar

27/06/2019

La llegada de las vacaciones es el momento perfecto para darse unos días de relax y de cuidado especiales. Tras superar los primeros meses del año, la mayoría busca recargar pilas .

Quitarse el reloj, apagar el móvil y no encender el ordenador. Para muchos, el tiempo de vacaciones es el mejor del año para volver a conectar con uno mismo. La idea para este tipo de viajero o turista, denominado desde hace algún tiempo como slow, es muy sencilla: desconectar del mundo frenético en el que vivimos para darse el placer de devolver la tranquilidad interior.

El movimiento slow es, por tanto, una nueva forma de disfrutar de los placeres de la vida de una manera lenta y con calma. Fue el periodista canadiense Carl Honoré en su libro Elogio de la lentitud quien se convirtió en el gurú de esta tendencia, acuñando el término.

El experto asegura que nuestra sociedad se ha contagiado con el ‘virus de la prisa’ y que deberíamos poner remedio. Y es, precisamente, esta búsqueda de relax y desconexión lo que ha provocado el aumento de un turismo más relajante y contemplativo.

La sauna es otro de los espacios preferidos para este tipo de viajeros que buscan eliminar toxinas y sentirse bien por dentro y por fuera.
La sauna es otro de los espacios preferidos para este tipo de viajeros que buscan eliminar toxinas y sentirse bien por dentro y por fuera.

En este sentido, las islas Canarias se han posicionado a lo largo de los años como un destino ideal para quienes buscan relax y tranquilidad. A su amplia costa se suma una oferta alojativa de lo más variada, en la que se puede encontrar el plan perfecto que invite a volver a sentir la ansiada calma perdida en el día a día.