El turismo de bienestar lidera el crecimiento

23/05/2019

Mantener un estilo de vida saludable se ha convertido en un objetivo que ha ganado peso de manera notable en la industria turística.

Cuidarse está de moda y en el gremio hotelero no iba a ser menos. Cada vez más, los clientes demandan en los alojamientos una mayor oferta de servicios de bienestar y salud, que les permita volver a conectar con el interior y dejar atrás el agobio y el estrés, así como otras dolencias propias del día a día.

Así pues, durante los últimos años, la salud y la espiritualidad han marcado nuevas tendencias en el ámbito del turismo, desarrollando infinidad de actividades como tratamientos de spa, aguas termales, yoga, meditación o alimentación orgánica.

Por este motivo, muchos establecimientos se han decidido a incorporar el bienestar en su propio diseño e integrándolo en las propias instalaciones. De esta manera, estas iniciativas de bienestar van desde una iluminación en la habitación que promueva un mejor sueño, mecanismos de insonorización de las habitaciones, incorporación de clases dirigidas de yoga o meditación en los servicios del hotel, hasta a la disponibilidad de refrigerios saludables en los minibares de las habitaciones.

De hecho, según un informe del Global Wellness Institute (GWI), en el mundo se realizan anualmente 830 millones de viajes relacionados con la salud, que genera 559 millones de euros.

Por tanto, no es de extrañar que las empresas de productos relacionados con el bienestar hayan tomado buena nota de estas cifras y comiencen a abrirse paso entre las compañías turísticas.

Además, en diversos alojamientos, que no cuentan con las instalaciones necesarias para suministrar una completa oferta de cuidados y bienestar, se ha popularizado la externalización de estos servicios, creando sinergías con establecimientos cercanos o contratando a personal que se desplace al hotel a demanda de los servicios.

En la actualidad, Europa destaca por liderar el ranking continental y España se sitúa entre los cinco destinos preferidos para hacer turismo de bienestar, un sector que ha experimentado un crecimiento del 15% en los últimos cinco años.