La demanda está regresando con fuerza y obliga a las aerolíneas a programar más vuelos y plazas. / Arcadio Suárez

Canarias recupera en abril el tráfico aéreo previo a la pandemia

Se operaron casi 30.000 vuelos, un 0,2% más que en 2019. Las operaciones con el extranjero son las que más crecen, con un repunte del 5%. La demanda regresa con fuerza tras la sexta ola.

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La demanda aérea ha regresado con fuerza en abril, tras la sexta ola de la ómicron y la caída de las restricciones, y llevado a las aerolíneas a programar un mayor número de vuelos con Canarias.

En abril el tráfico aéreo en el archipiélago ha recuperado por primera vez desde marzo del 2020 los niveles previos a la covid, según los datos publicados hoy por el gestor de la navegación aérea, Enaire.

El mes pasado el centro de control de Canarias operó un total de 29.975 vuelos, lo que supone un 0,2% más que en abril de 2019. Los vuelos que mejor evolucionaron fueron los internacionales. Se operaron casi un 5% más que en 2019, hasta un total de 15.200.

El turismo que no pudo viajar a las islas en enero y febrero a consecuencia de la sexta ola de la covid retrasó sus viajes hasta marzo y abril, dejando las buenas cifras que coinciden con la Semana Santa. Ya en marzo Canarias logró superar el millón de turistas extranjeros por primera vez desde la covid.

La demanda crece para el verano y se programan más vuelos

Por lo que respecta a los vuelos nacionales, aún las operaciones están un 1% por debajo de las de 2019. El mes pasado se realizaron 12.097 operaciones. Así todo, de cara al verano las previsiones son optimistas. Las aerolíneas tienen programadas un 11,5% más de plazas este verano con la península, lo que supone un total de 3,5 millones de asientos. Las compañías han tenido que aumentar su capacidad en las últimas semanas ante la fuerza de la demanda.

Son los sobrevuelos (aviones que cruzan el cielo de Canarias pero no aterrizan en sus aeropuertos) los que aún no se han recuperado, debido a la menor movilidad en el largo radio y las restricciones que aún existe en países africanos. En abril se registraron 2.678 operaciones, un 15% menos que en igual mes de 2019.

El tráfico aéreo se recupera también de la covid en Andalucía y Baleares, que en abril registraron un 0,6% y 9,8% más de vuelos que en igual mes de 2019, con 37.366 y 29.056 respectivamente.

A nivel nacional, en el conjunto de los aeropuertos españoles los vuelos gestionados por Enaire en abril son un 7,7% inferiores a 2019, que fue un año récord del tráfico. En total el mes pasado se realizaron 170.000 vuelos.

La recuperación en el número de vuelos en España supera en más de diez puntos porcentuales a la media registrada en toda Europa, donde el tráfico ha caído en abril un 18% con repecto a 2019.

Si atendemos a la evolución en el primer cuatrimestre del año, los vuelos siguen estando por debajo de 2019 como consecuencia de la sexta ola de la covid. En las islas, se realizaron entre enero y abril 110.949 vuelos, un 9,7% menos que en 2019. Solo Baleares ha recuperado los registros precovid en lo que llevamos de año, con un alza del número de operaciones del 0,5%.

Canarias cerrará 2022 con 10 millones de extranjeros, al 80%

Las previsiones para Canarias de cara al verano y el resto del año son buenas aunque como apunta el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), José Maria Mañaricua, todo dependerá de la evolución de la guerra y sobre todo el impacto que el precio del petróleo tenga en los billetes de avión. Una subida fuerte de los precios aéreos recortará la llegada de visitantes a las islas.

En todo caso, las previsiones apuntan a que Canarias cerrará 2022 con un 80% del turismo de 2019. Se prevé cerrar el año con 10 millones de turistas extranjeros frente a los 13 millones con los que se cerró 2019. «Estamos bien porque venimos de dos años de cifras muy bajas pero aún no estamos a niveles de 2019», advierte Mañaricua. En este mes de mayo, la ocupación ronda entre un 65% y un 70%. «Los precios son hoy más bajos que en 2019», resalta Mañaricua.