Canarias recoloca a los afectados de Boeing

14/03/2019

La prohibición de volar en la UE a los aviones Boeing 737 Max deja en tierra a siete de estos aparatos en Gran Canaria y Tenerife. Las agencias de viajes y los hoteleros descartan que la medida pueda afectar a la conectividad y a la llegada de turistas a las islas.

La maquinaria turística canaria no notará el bache que atraviesa el fabricante Boeing tras la decisión de la Agencia Europea de Seguridad (Easa) de prohibir los vuelos de los Boeing 737 MAX después de los dos accidentes sufridos en los últimos cinco meses.

Las agencias de viaje y los hoteleros canarios descartan cualquier consecuencia sobre la conectividad aérea y la llegada de turistas a Canarias, más allá de la repercusión que supuso que ayer se quedaran en los aeropuertos del archipiélago siete aparatos del fabricante americano.

Los aeropuertos canarios operaban este pasado miércoles con total normalidad, según explicaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), tras recolocar a lo largo de la jornada de ayer los cerca de 600 pasajeros afectados por la prohibición. En concreto, siete aviones Boeing 737 Max 8 permanecieron ayer en los aeropuertos de Gran Canaria (tres de Norwegian, uno de Tui y otro de Travel Service) y Tenerife Sur (uno de Thomson y otro de Norwegian) después de que Easa cerrara los cielos de la UE a ese modelo de aeronave.

Fuentes de Aena confirmaron que la noche del martes aterrizaron en Gran Canaria dos 737 que estaban en ruta cuando se cerró el espacio aéreo europeo. Se trataba de un aparato de TUI Fly que había partido de Banjul (Gambia) con destino Amsterdam y un aparato de la compañía checa Travel Service.

En este último caso, el vuelo tenía ya previsto hacer escala en Gran Canaria con destino final en Tenerife Sur.

Además, se cancelaron los vuelos que tenían que realizar a Estocolmo y Oslo desde Gran Canaria tres aparatos del mismo modelo de la compañía nórdica Norwegian, cuyos pasajeros fueron recolocados en vuelos operados en otros modelos de aeronaves.

TUY Fly también alojó en un hotel a los pasajeros de su vuelo a la capital holandesa, hasta darles acomodo ayer mismo en otras conexiones.

El sexto aparato afectado por el cierre preventivo del espacio aéreo europeo a los Boeing 737 Max 8 tras el accidente de Etiopía es un avión de Thomson Arways, que permanecía hasta ayer en Tenerife Sur.

La medida adoptada por Easa se produjo después del accidente que el pasado domingo causó la muerte de 157 personas al estrellarse en Etiopía un avión operado por Ethiopian Airlines y tras anuncios similares por parte de una treintena de aerolíneas, el turoperador internacional TUI y países como Reino Unido, Francia, Alemania o China.

El presidente de la Federación Española de Agencias de Viaje (Feav), Rafael Gallego, se mostró «convencido» de que esta prohibición «temporal» que afecta a Boeing, y a un modelo en particular, no va a mermar la conectividad aérea de Canarias ni hará peligrar la llegada de turistas».

«Easa ha adoptado una medida muy acertada, velando por la seguridad de los pasajeros, hasta que se determinen las causas de los dos accidentes, y se compruebe si las circunstancias han sido las mismas de los dos casos. En cualquier caso, las compañías aéras tienen una gran capacidad para reaccionar y recolocar a los pasajeros de estos aparatos en otros, tal y como han hecho Norwegian y Tui Fly», recalcó Gallego.

El presidente de la patronal hotelera Ashotel, Jorge Marichal, también descartó ayer que Canarias vea alterada a corto plazo su conectividad aérea por una incidencia que «no es alarmante».

Sí reconoció que «no es una buena noticia para Norwegian, una de las aerolíneas europeas más afectadas, al contar la compañía con sede en Oslo con 18 aviones de pasajeros MAX entre su flota europea de 163 aeronaves. La compañía ya ha anunciado que no descarta pedir compensaciones económicas a Boeing para que asuma la factura que le ha supuesto dejar en tierra estos aparatos.

«Esperamos que tampoco afecte demasiado a la turoperación, porque no son muchos los que operan con estos Boeing MAX en sus rutas con Canarias», añadió Marichal en declaraciones a este periódico.