Vista general de San Agustín que fue tomada el pasado martes. Fue uno de los primeros enclaves con una explotación turística preferente. / ARCADO SUÁREZ

Canarias confía en rozar este año los niveles turísticos de prepandemia

Desde marzo la llegada de visitantes ha cogido impulso y se confía en cerrar este año con entre el 80% y el 90% del turismo de 2019

S.F. Las Palmas de Gran Canaria.

El turismo ha vuelto a Canarias y lo está haciendo con fuerza tras dos años de pandemia, en los que las islas han vivido momentos de 'cero turístico' imposibles de imaginar antes de que irrumpiera la covid.

Tanto los extranjeros como los nacionales tienen ganas de viajar y volver al archipiélago, como evidencia el incremento de los viajes a las islas tras la sexta ola y la evolución de las reservas. Sin embargo, existen en el horizonte una serie de nubarrones, como la guerra y la inflación, que podrían jugar en contra y recortar la recuperación que se espera.

De momento, estos factores no se están dejando sentir y las previsiones del archipiélago son muy buenas para el verano y el conjunto del año.

Si no surgen nuevos imprevistos Canarias podría cerrar 2022 en torno a los diez millones de turistas e incluso superar esta cifra, como contemplan los más optimistas. La previsión es cerrar el año con entre un 80% y un 90% del turismo de 2019.

Dejando a un lado enero y febrero que fueron meses 'muy tocados' por la sexta ola de la covid, desde marzo la situación turística ha mejorado de forma sustancial. En marzo llegaron a las islas casi 1,3 millones de visitantes, entre nacionales y extranjeros. Los foráneos sumaron 1,1 millones, lo que supone once veces más que en 2021, cuando solo llegaron a las islas 100.525 personas. En cuanto a los nacionales, se registraron 117.497.

Si las cifras se comparan con las de 2019, aún están por debajo. Antes del covid, en marzo llegaron a las islas 1,34 millones de extranjeros frente a los 1,1 de este 2022.

Entre enero y marzo, en el acumulado del año, llegaron las islas 2,9 millones de extranjeros. Debido al impacto del covid en enero y febrero, las cifras aún son un 17% inferiores a 2019, pero se confía en recuperar en los próximos meses parte de lo que falta.

Por lo que respecta al turismo peninsular, que es el tercer mercado por importancia de Canarias, las previsiones para este verano son muy optimistas. De hecho, las aerolíneas han programado 3,5 millones de plazas aéreas, lo que supone un 11% más que antes de la pandemia. El incremento en términos absolutos supone 350.000 plazas más.

Respecto a 2021, cuando el turismo peninsular creció en las islas al realizar menos viajes al extranjero, el alza de las plazas es de un 24,5%. Y, aunque algunos de estos asientos no son ocupados por turistas nacionales sino por los propios canarios para sus desplazamientos, este verano 2022 pueden alcanzarse cifras récord de turismo nacional.

De hecho, nunca antes se habían programado con las islas tantas plazas, ni se gozaba de tantas aerolíneas y rutas con destinos peninsulares. «Es de esperar que en 2022, con la pandemia ya superada, gane peso el número de viajes a otra región o al extranjero pero éstas no alcanzarán los niveles de prepandemia», apunta la consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, que confía en que Canarias se beneficie con fuerza este año de las ganas de viajar «a un destino seguro y con un clima excepcional».

Según detalla la consejera, una de los cambios que trajo la pandemia en positivo es que ha aumentado los días de estancia y en esa línea se tiene que seguir trabajando. Según la plataforma Airbnb, las estancias de 28 días o más son las que más crecen. «Estos datos refuerzan el trabajo que llevamos haciendo desde Turismo de Canarias a la hora de diversificar nuevos segmentos turísticos», indica Castilla.