Cada avión MAX ‘aparcado’ cuesta 1.000 euros al día a las aerolíneas

15/03/2019

Norwegian, que tiene bloqueados cuatro Boeing en Canarias, reclamará al fabricante norteamericano la factura por los costes por la prohibición de volar para estos modelos.

Cada uno de los siete aviones Boeing 737 MAX aparcados en los aeropuertos canarios como consecuencia de la prohibición de que vuelen hasta que se aclaren las circunstancias de dos accidentes en los que se han visto implicados estos modelos cuesta casi mil euros diarios a las aerolíneas. En el caso de Norwegian, que tiene cuatro de estos aparatos bloqueados en las islas, la factura roza los 4.000 euros diarios.

En concreto, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) establece unas tasas de estacionamiento para las aeronaves en Gran Canaria y Tenerife –donde se localizan estos aviones– de 1.729,63 euros para las primeras 24 horas y de hasta 942,70 euros a partir del segundo día como máximo. Esta cuantía puede variar «en función del peso y del tiempo de permanencia de la aeronave en posición de estacionamiento».

El pasado martes, 12 de marzo, la Agencia Europea de Seguridad Aérea prohibió volar a todas las aeronaves de este modelo -y de su hermano, el Max 9- en el espacio aéreo europeo. La prohibición de Easa llegó tras el accidente de uno de estos modelos en Etiopía, en el que murieron 157 personas, el segundo que se produce en apenas cinco meses con este modelo de Boing.

La Easa adoptó esta decisión como «medida preventiva» y para «asegurar la seguridad de todos los pasajeros» hasta que se aclaren las circunstancias de este suceso.

Norwegian ya anunció ayer que buscará una compensación de Boeing por los costos y la pérdida de ingresos derivados de dejar en tierra su flota de 18 aviones 737 MAX 8, mientras se esclarecen las causas que está detrás de dos accidentes con el mismo modelo de avión en apenas cinco meses.

«Esperamos que Boeing asuma la factura», aseguró Norwegian, en una declaración remitida por correo electrónico a Reuters. Norwegian ha apostado fuertemente por la versión MAX del 737 como elección para vuelos de corto y medio alcance en los próximos años dentro de su plan de flota con el objetivo de aumentar en eficiencia y reducir los costes operativos de su flota en este segmento.

«Lo que suceda a continuación está en manos de las autoridades de aviación europeas. Pero esperamos y que nuestros MAX estén en el aire pronto», dijo el fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjoern Kjos, en un video publicado en las redes sociales. «Es bastante obvio que no asumiremos el coste relacionado con el nuevo avión que tenemos para estacionar temporalmente», añadió Kjos.

Norwegian tiene previsto recibir más aviones de este modelo en los próximos años, lo que elevará el número total a más de 70 para fines de 2021, según los recientes anuncios de la compañía.

Air Europa, la aerolínea del Grupo Globalia, también espera recibir a finales del próximo mes de abril la primera unidad de un pedido de 20 Boeing 737 MAX 8 que la compañía formalizó a mediados de 2016, según han señalado fuentes cercanas a la compañía. La aerolínea española prevé que a lo largo de este año le lleguen un total de tres aviones de este modelo cuyos vuelos han sido suspendidos en Europa.