Vista de Puerto Rico, en Mogán. / JUAN CARLOS ALONSO

Bendita tranquilidad... para el que viene y para el turismo interior

Canarias encara la Semana Santa con buenas perspectivas de cara al turismo nacional pero con la mirada puesta en el impacto de la guerra

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, a través de la empresa pública Turismo de Islas Canarias, ha puesto en marcha la campaña 'Bendita Semana Santa' destinada al mercado peninsular, con el que el archipiélago ha recuperado ya toda la conectividad aérea de la época prepandemia. El mensaje promocional vale también para el turismo interior, que tiene una gran relevancia en Semana Santa en las islas, con miles de canarias que se mueven a otros destinos insulares.

La acción promocional se centra en que los turistas nacionales escojan el archipiélago para disfrutar de unas merecidas vacaciones en un entorno tranquilo y con buen clima, algo que el año pasado no pudieron hacer debido a las restricciones de movilidad motivadas por la pandemia. De nuevo, igual reclamo para el turismo interior, que contará con el habitual despliegue de compañías aéreas y navieras aumentando plazas ante el incremento de la movilidad interinsular.

Para abril, mes en que se celebra este año la Semana Santa, «las plazas aéreas con el territorio peninsular crecen un 5,3% respecto a la época prepandemia, lo que sin duda es un dato muy positivo que, sin embargo, debemos analizar con cautela pues no podemos obviar los efectos económicos de la guerra provocada por Rusia en Ucrania, que ya está empobreciendo a la ciudadanía debido a una inflación disparada y al encarecimiento de la energía», explica la consejera de Turismo, Yaiza Castilla.

Dunas de Maspalomas, en Gran Canaria. / arcadio suárez

Por lo pronto, para el próximo mes las aerolíneas tienen a la venta con el archipiélago desde el resto del territorio nacional un total de 425.000 asientos, unos 21.000 más que en abril de 2019. Salvo Tenerife, que pierde para este mes unas 8.000 plazas, aunque sigue siendo la isla con más oferta (172.322), el resto sí experimenta un aumento en su capacidad aérea. Especialmente destacable es el caso de La Palma, cuya conectividad aumenta un 80%, con un total de 13.747 asientos programados.

Por su parte, Gran Canaria cuenta con 144.504 plazas ofertadas por las aerolíneas desde península y Baleares (un 2,9% más); Lanzarote tiene 57.511 plazas (27,5% más) y Fuerteventura, 26.580 (un alza del 22%).

Las compañías aéreas incrementan las plazas. Escalerilla de un avión de Binter. / arcadio suárez

«En este momento en el que las compañías aéreas apuestan fuertemente por nuestro destino, desde Turismo de Canarias lanzamos esta campaña para impulsar las ventas entre nuestros turistas peninsulares, que está deseando disfrutar de unas más que merecidas vacaciones en un entorno seguro y tranquilo como el nuestro», explicó esta semana la consejera.

Turismo de Canarias desarrolla hasta el 31 de marzo esta campaña dirigida a las parejas y familias de la península cuya motivación principal es disfrutar de sus vacaciones en un destino de sol y playa.

Bajo el concepto comunicativo 'Bendita Semana Santa', se realiza un juego de palabras que permite un cierto paralelismo entre el carácter religioso propio de esta festividad y la exaltación de los numerosos atributos de Canarias.

El transporte marítimo es una opción muy demandada por los canarios entre islas en Semana Santa. En la imagen, rampa de acceso a un barco de Naviera Armas. / arcadio suárez

El desarrollo creativo emplea un código amigable que se asocia automáticamente con el disfrute de las merecidas vacaciones, construidas sobre el territorio de la tranquilidad y la desconexión. Las imágenes se centran en playas idílicas, piscinas naturales, senderos entre volcanes y gastronomía canaria, que invitan a los potenciales turistas a 'desconectar como te mereces'.

El objetivo de la acción promocional es estimular la demanda latente tras la sexta ola de la pandemia, pues entre el mercado peninsular se aprecia una mayor relajación y el vencimiento del miedo pospandémico, así como una necesidad de reconectar con los viajes. A esto se suma la voluntad de romper definitivamente con el invierno y disfrutar de los destinos de playa con buen clima, así como que este periodo vacacional está protagonizado por las familias, un segmento para el que Islas Canarias ofrece una amplia oferta.