Anfi comienza su particular desescalada con la apertura de sus villas de lujo en Tauro

La compañía recibe los primeros clientes esta semana con un ritmo de reservas «muy ilusionante».

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El Grupo Anfi comienza su particular desescalada con la apertura de sus villas de lujo esta misma semana y se adelanta al resto del sector en Canarias. La compañía, que opera del sur de Gran Canaria, recibió ayer sus primeros clientes con “muchísima ilusión y preparados para acoger a más huéspedes en los próximos meses”, según explica José Luis Trujillo, director general del Grupo Anfi en un comunicado.

Las villas de Anfi Tauro son un producto ‘estrella’, muy demandado, ya que cuentan más de 450 metros cuadrados, piscina privada, totalmente equipadas. Unidades inmersas en el campo de golf de Anfi Tauro, que abrirá al juego el próximo 22 de mayo. “Este tipo de oferta aglutina todo lo que una familia necesita sin necesidad de moverse, alejada de masificaciones, entrada independiente, cocina, jacuzzi y unas prestaciones, que son una garantía para la tranquilidad de nuestros clientes”.

Las reservas de las villas han comenzado a buen ritmo, sobre todo, impulsadas por el turismo interior. De cara a la temporada alta, alcanzaremos en muchos tramos una gran ocupación, gracias en parte al producto que tenemos que es lo que buscan muchos clientes”.

Para realizar esta reapertura con todas los beneplácitos, continúa el comunicado, Anfi ha puesto en marcha un protocolo de limpieza y desinfección para salvaguardar la seguridad sanitaria de los clientes. “Un aspecto que se ha convertido en primordial”, sostiene Trujillo, “y en donde hemos puesto todo nuestro empeño. Entre todos, tenemos que vendernos como lo que somos: un destino seguro”.

Las villas (una treintena) están preparadas para albergar hasta seis personas, ya que cuenta con tres dormitorios dobles, y los espacios habitables se han equipado combinando materiales naturales y rústicos de la mejor calidad y con la tecnología más moderna como acceso a banda ancha gratuita. Todo ello con un objetivo único: ofrecer el mayor nivel de satisfacción y tranquilidad al cliente. Las villas cuentan con un jardín privado de más de 90 metros cuadrados y una piscina en la que el sol está garantizado todo el año. Unas viviendas, integradas en el paisaje, y abrigadas por un auténtico vergel en forma de campo de golf donde la tranquilidad y el mar de fondo son la premisa.